Pence y los neoconservadores no están contentos con los avances en la situación coreana

13 de febrero de 2018

12 de febrero de 2018.— En su vuelo de regreso a Estados Unidos después de presenciar sombríamente la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de Invierno en Corea del Sur, el vicepresidente de EU, Mike Pence, insistió en que Estados Unidos, Corea del Sur y Japón están totalmente de acuerdo en la forma en que se debe tratar a Corea del Norte. “No hay diferencia entre Estados Unidos, la República de Corea y Japón sobre la necesidad de continuar aislando económica y diplomáticamente a Corea del Norte hasta que ellos abandonen su programa nuclear y de misiles balísticos”, dijo Pence.Un funcionario estadounidense que viajaba en el avión con Pence, le dijo a los reporteros que Pence y el Presidente Moon de Corea del Sur, no hablaron sobre la invitación de Corea del Norte a Moon para que visitara Pyongyang, pero que Moon si “compartió con él detalles sobre su reunión con los dirigentes de Corea del Norte”.

Típico de la respuesta descontenta de los medios tradicionales está la cobertura de Bloomberg con su titular, “La hermana sonriente de Kim explota la división entre Trump y Moon”. Estos medios destacaron que “de inmediato se hicieron evidente las señales de discordia en la alianza entre EU y Corea del Sur luego de que se anunció” la invitación a Moon para que visitara Pyongyang. “Observadores de Corea del Norte no están convencidos de que Moon vaya a seguir el libreto”(!) si acepta la invitación, y citan al analista australiano Malcolm Davis quien dijo: “Ir a Pyongyang de manera incondicional sería un acontecimiento realmente malo y yo creo que esto enfurecería al gobierno de Trump en EU”.

Pero aparte del sesgo de los neoconservadores, la delegación norcoreana tuvo una comida hoy antes de regresarse de nuevo al otro lado de la Zona Desmilitarizada (DMZ), patrocinada por el Primer Ministro de Corea del Sur, Lee Nak-yon, en donde Lee le dio la mano a Kim Yong-nam (el Jefe de Estado de la República Democrática de Corea del Norte) y después a Kim Yo-jong (hermana de Kim Jong-un Presidente de la R.D.C.N.). El medio oficial de Corea del Norte KCNA cubrió ampliamente la reunión del sábado entre los altos dirigentes de ambas partes, y afirmó que “Kim Yong-nam dijo que incluso las dificultades y pruebas inesperadas podrían superarse completamente y el futuro de la reunificación estar más cerca cuando se tiene una voluntad firme y se actúa con coraje y determinación para introducir un nuevo esplendor en las relaciones entre los coreanos”.