Algunos hechos simples sobre los encausamientos de Mueller a los 13 ogros rusos

20 de febrero de 2018

20 de febrero de 2018 — Hay varios hechos importantes que cabe señalar sobre la última faramalla propagandística de Mueller contra Rusia y contra Trump:

1) La investigación sobre el papel de los británicos en el golpe contra Donald Trump se esta acercando al centro de la operación, o sea, la Casa Blanca de Obama. Los golpistas necesitan con desesperación cambiar el tema de la discusión en el público.

2) El encausamiento que inició Muller se da luego de la visita que hicieron en los primeros días de febrero, tres altos funcionarios de inteligencia rusa a sus homólogos de la CIA. Como lo informaran los líderes de Veteranos Profesionales de la Inteligencia por la Cordura (VIPS, en sus siglas en inglés), William Binney y Ray McGovern, es muy posible que esa visita se hubiese llevado a cabo en respuesta a la publicación recientemente de la nueva postura nuclear de Estados Unidos, (Nuclear Posture Review, en su nombre en inglés), la cual especifica que se pueden utilizar armas nucleares como respuesta a ataques cibernéticos. Dadas las notorias atribuciones de banderas falsas que se han generado recientemente, como la afirmación de que los rusos hackearon al Comité Nacional Demócrata (CND), es muy posible que los rusos estén buscando establecer canales por medio de los cuales evitar una guerra nuclear.

3) El caso de la Internet Research Agency (IRA, o Agencia de Investigación de Internet), la cual fue acusada oficialmente por Mueller, y que se le quiere hacer pasar como si fuera el coco de Putin, es un cuento muy, muy viejo. Los primeros informes sobre eso que vienen de los británicos datan del 2014 y se dan a conocer por medio de BuzzFeed, el mismo medio de noticias falsas que se escogió para sacar al dossier de Steele. Es una axioma fundamental de operaciones de guerra de información, que atacas a tu enemigo completamente con afirmaciones que tu mismo estas creando. Como ya hemos informado previamente, los británicos, Barack Obama y Hillary Clinton establecieron el servicio de Comunicaciones Estratégicas de la OTAN, en respuesta a las hábiles operaciones de guerra de información rusa durante el golpe de Estado en Ucrania. Esa veja salsa angloamericana ya no se estaba vendiendo más. Como se informó en su momento que se quejaba Hillary Clinton de que el Departamento de Estado estaba emitiendo boletines de prensa, mientras que Putin estaba escribiendo la historia. Desde entonces, se ha señalado a la IRA en cientos de artículos en la prensa que alegan que los rusos intervienen en todas las elecciones del mundo, no solo en Estados Unidos, sino también en la cuestión del Brexit y otras elecciones europeas.

4) Como lo declaró el subprocurador general, Rod Rosenstein, no hay evidencia de que Trump se haya coludido con esta supuesta operación de intervención rusa. De manera similar, las imputaciones que hace Mueller en sus acusaciones, nunca serán objeto de pruebas en un tribunal, y eso lo sabe Mueller pero no el público desinformado con sus faramallas. No hubo acusaciones selladas. No se acorraló a ningún sospechoso excepto por un desventurado fulano que, dicen ellos, ayudo a los supuestos expertos rusos de los medios sociales a establecer identidades falsas. ¿Quién puede decir nada sobre culpabilidad o inocencia cuando te cae encima todo el peso del gobierno de Estados Unidos, y el que sobrevivas o no, depende de tu capacidad para sacar millones de dólares para tener una defensa judicial? Si no, vean a Michael Flynn y Paul Manafort.

5) Conociendo a Rusia, se puede decir sin ninguna duda que el Estado ruso no tiene nada que ver esa operación, luego de años en que la OTAN ha venido metiendo la mano ahí abiertamente en la misma operación.

6) Mueller y sus secuaces agarraron la fruta caída, con supuestas pruebas que vienen ya empaquetadas desde las oficinas de la inteligencia británica, con el único propósito de socavar y desorganizar las investigaciones de las Comisiones del Congreso, que están desmontando todo el aparato golpista y listos para encausarlos penalmente. Solíamos preguntar: ¿Cómo sabes que el FBI está en tu vecindario? Y la respuesta era: Tu pote de basura está vacío y tu perra está preñada. Parece ser que el FBI moderno anda escarbando solamente en los potes de basura británicos, mientras que acusa ferozmente a Putin de colocar fotos de cachorritos en Facebook para subvertir la mente de los estadounidenses.