Rusia denuncia los ataques nazis a sus instalaciones en Kiev; exige que se tomen medidas

22 de febrero de 2018

22 de febrero de 2018 — El Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia denunció el 19 de febrero, en una declaración muy fuerte, los ataques nazis a las oficinas del Centro Ruso para la Ciencia y la Cultura en Kiev, Ucrania, así como contra las oficinas de la Agencia Federal para la Mancomunidad de los Estados Independientes y las sucursales de dos bancos rusos, Sberbank y Alfa-Bank. Los atacantes pintarrajearon los edificios, rompieron ventanas de los edificios, y quemaron la bandera rusa. El Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia llamó al encargado de negocios de Ucrania en Moscú para presentarle una protesta formal, y envió una protesta formal al Ministerio del Exterior de Ucrania, además de publicar el boletín de prensa sobre los ataques.

Lo que sucede en Kiev es una de las “tendencias extremadamente peligrosas que se desenvuelven en Ucrania actualmente, lo cual amenaza la estabilidad y la seguridad internacional”, señala la declaración del Ministerio del Exterior ruso. Pero lo que es peor, agrega, es que los “patrones extranjeros” de Ucrania responden inadecuadamente, o simplemente no responden, lo cual es causa de gran preocupación. “Es una lástima que Europa y Estados Unidos no hayan aprendido claramente las trágicas lecciones del siglo pasado”. Asimismo, señala que el ataque al Centro de la Ciencia y la Cultura se llevó a cabo cuando un grupo de mujeres y niños ensayaban una obra teatral dentro del edificio.

Esto, señala el Ministerio ruso, “es otro ejemplo del nacionalismo neonazi agresivo que está cobrando impulso en Ucrania. Obviamente goza de la protección y respaldo del gobierno oficial de ese país”. Tampoco es coincidencia, agrega la declaración, que el ataque haya ocurrido inmediatamente después de que el Presidente Poroshenko de Ucrania haya dado su “discurso ofensivo” en la Conferencia de Seguridad de Munich, “en el cual hubo abundantes ataques contra Rusia y fue un llamado directo para ‘combatir a la bandera rusa’ en todo el mundo”. Más aún, Ucrania votó en la Asamblea General de la ONU contra la resolución para combatir la exaltación del nazismo y neonazismo, lo cual “solo muestra de qué lado está el actual régimen de Kiev”, señala la declaración del Ministerio ruso.

La agencia Tass informó que miembros de la misión de supervisión de la Organización para la Seguridad y Cooperación Europea (OSCE) fueron testigos de los ataques en Kiev e informaron de ello a las oficinas centrales de la OSCE. El presidente de la delegación de la Duma del Estado ruso a la sesión de invierno de la Asamblea Parlamentaria de la OSCE, Pyotr Tolstoy, le dijo a Tass que “esperamos que la Asamblea Parlamentaria de la OSCE responda a esta situación, ya que se supone que proteja los derechos, las libertades y la seguridad de la gente”.