Un positivo informe a la nación del Presidente Vladimir Putin

9 de marzo de 2018

8 de marzo de 2018 — El miércoles 28 de febrero, el Presidente de Rusia Vladimir Putin dio su informe anual a la nación ante una sesión conjunta de la Asamblea Federal de Rusia, que consiste en las dos cámaras de la legislatura nacional. El discurso completo en inglés se publicó en el sitio electrónico del Kremlin: (http://en.kremlin.ru/events/president/news/56957).

Putin habló de una amplia gama de asuntos económicos, de seguridad y de relaciones internacionales. Empezó con su política económica, que se ordena en torno a la necesidad de elevar las condiciones de vida de la población rusa a fin de que pueda desarrollar su potencial creativo en forma plena y por lo tanto, el potencial de la nación rusa.

Las siguientes son algunas citas tomadas de la versión en inglés:

“Como dije en el pasado, el papel del Estado y las posiciones en el mundo moderno no están determinadas solamente o de manera predominante por los recursos naturales o de las capacidades de producción; la gente juega el papel decisivo, así como las condiciones para el desarrollo de cada individuo, su confianza en sí mismos y su creatividad. Por lo tanto, todo depende de los esfuerzos para preservar al pueblo de Rusia y garantizar la prosperidad de nuestros ciudadanos. En esta área tenemos que lograr un avance fundamental”.

“El mundo está acumulando ahora un tremendo potencial tecnológico, lo cual hace posible lograr un verdadero avance fundamental en la mejora de la calidad de la vida de la población y para modernizar la economía, la infraestructura y el gobierno y administración del Estado... Los próximos años van a ser decisivos para el futuro del país. Y quiero reiterar, que estos años serán decisivos...”.

“El rezago tecnológico y la dependencia se traducen en una menor seguridad y menos oportunidades económicas para el país, y en última instancia, la pérdida de soberanía... Como he dicho, los cambios son del interés de toda la civilización, la escala de estos cambios exige una respuesta igualmente enérgica. Estamos listos para darla. Estamos listos para un genuino avance fundamental...

“O si no, no habrá futuro para nosotros, nuestros hijos o nuestro país. No es cuestión de que alguien conquiste y avasalle nuestra tierra. No, ese no es el peligro. La principal amenaza y nuestro enemigo principal es el hecho de que nos estamos quedando rezagados. Si no somos capaces de revertir esa tendencia, vamos a quedar mucho más rezagados... Tenemos que dominar el poder creativo y estimular el desarrollo de tal modo que ningún obstáculo nos impida avanzar con confianza y de manera independiente. Tenemos que ser los dueños de nuestro destino”.

Putin planteó la meta de reducir la población en situación de pobreza, de los 20 millones actuales, a 10 millones durante los próximos seis años, con empleos bien remunerados que permitan liberar los potenciales creativos de la población. Luego planteó la necesidad de mejorar la calidad de la vida, mediante el aumento de las capacidades de atención médica, de vivienda, aumentos en las pensiones y la garantía de un alto nivel de vida para los pensionados, con la perspectiva de elevar la esperanza de vida a los 80 años.

Propuso “iniciar un programa de desarrollo de los espacios a gran escala en Rusia, lo cual implica desarrollar las ciudades y otras comunidades, para por lo menos duplicar el gasto en esa área durante los próximos seis años... Se debe apoyar la renovación urbana mediante la introducción de tecnología de punta en la construcción y en los materiales, con soluciones arquitectónicas modernas, tecnología digital para los servicios sociales, el transporte y las instalaciones de servicios públicos...

“Es importante que el desarrollo de las ciudades se convierta en la fuerza motriz para el país entero. Rusia es un país que tiene un territorio enorme, y su vida activa y dinámica no se puede concentrar en varias ciudades metropolitanas. Las grandes ciudades deben distribuir su energía y servir como apoyo para el desarrollo equilibrado y armónico del territorio de toda Rusia”.

Con relación a la infraestructura, Putin anunció que el “Puente de Crimea se abrirá a los automóviles en unos cuantos meses y a los ferrocarriles el año próximo. Esto estimulará el desarrollo de Crimea y de toda la región rusa del Mar Negro”.

Asimismo, “los próximos seis años, debemos de casi duplicar el gasto en construcción y reparación de caminos en Rusia, y asignar más de 11 billones de rublos” (unos $198,000 millones de dólares). También mencionó planes para desarrollar grandes corredores de transporte euroasiáticos, entre ellos una carretera que formará parte del corredor Europa-Asia-Pacífico que ya está bajo construcción en cooperación con China y Kazajstán.

“La capacidad y rendimiento de la Troncal Baikal-Amur y del Ferrocarril Transiberiano [del puente terrestre euroasiático] crecerá en 1.5 veces, hasta una capacidad de 180 millones de toneladas, en seis años”, dijo Putin. “Le tomará siete días a los contenedores desde Vladivostok para llegar a las fronteras occidentales de Rusia... El volumen del tráfico de carga en nuestros ferrocarriles debe crecer a casi cuatro veces. Esto significa que Rusia se convertirá en el líder global de transporte de carga entre Europa y Asia”.

Con relación al transporte de carga marítimo, Putin dijo que la capacidad de flujo en los puertos rusos ha aumentado en más de mil millones de toneladas por primera vez en la historia en 2017: “Como lo pueden ver en las gráficas, esto excede el nivel alcanzado por la Unión Soviética en más de dos tercios... Tenemos que ampliar más esta capacidad, aumentando la capacidad de enlaces ferroviarios con los puertos en Azov y en la cuenca del mar Negro en 1.5 veces para llegar a 131,000 millones de toneladas”, explicó.

Putin mencionó también la expansión de la Ruta Marítima Norte, y dijo que para el año 2025, el tráfico de carga por esta ruta aumentará diez veces a 80 millones de toneladas. “Nuestra meta es hacerla una ruta de transporte verdaderamente global y competitiva. Déjenme recordarles que la Ruta Marítima Nortea se utilizó más activamente en la época soviética, en comparación a como la hemos utilizado hasta ahora. Vamos a desarrollar esta ruta en definitiva, y alcanzar nuevos horizontes. No tengo ninguna duda al respecto”.