El informe anual de Putin demuestra que Rusia está empeñada en una carrera tecnológica, no una carrera armamentista

9 de marzo de 2018

9 de marzo de 2018 — En su informe anual del pasado 28 de febrero, el Presidente de Rusia Vladimir Putin no se limitó a exhibir las nuevas armas nucleares rusas, sino que hizo una declaración muy clara de que las capacidades tecnológicas rusas pueden enfrentar cualquier desafío que le presente Occidente. En tanto que la prensa occidental en general pretende presentar el anuncio de Putin como una nueva carrera armamentista, en realidad se trata de una carrera tecnológica. Es una carrera que Rusia y Estados Unidos pueden ganar si buscan nuevas formas de cooperación, como lo planteó Lyndon LaRouche en 1980, cuando propuso la cooperación entre ambas potencias para desarrollar en conjunto un sistema de defensa antimisiles ubicado en el espacio, y basado en nuevos principios físicos (lo cual propuso luego Ronald Reagan con su Iniciativa de Defensa Estratégica, que en el momento rechazó la Unión Soviética).

El discurso completo del informe a la nación de Putin del 1 de marzo, se puede ver con traducción al español en este enlace:

https://actualidad.rt.com/actualidad/264317-video-principal-discurso-anual-putin-parlamento

Putin manifestó su agradecimiento a los científicos, miembros de las fuerzas armadas y otros que contribuyeron a los avances científicos y técnicos que incorporan los nuevos sistemas de armamento. Puso de relieve que estos sistemas no se basan en “algo que quedó de la Unión Soviética. Por supuesto, nos apoyamos en algunas ideas de nuestros ingeniosos predecesores. Pero todo lo que mostrado hoy es resultado de los últimos años, producto de decenas de instituciones de investigación, de diseño y otras instituciones... Quisiera destacar que, solo un país con el más alto nivel de investigación fundamental y de educación, de investigación desarrollada, tecnología, infraestructura industrial y recursos humanos, puede desarrollar con éxito armas singulares y complejas de este tipo. Como pueden ver, Rusia cuenta con todos esos recursos”.

Putin puso énfasis en lo siguiente:

“Nosotros no amenazamos a nadie, ni vamos a atacar a nadie, ni le vamos a quitar nada a nadie, con la amenaza de las armas. No necesitamos nada. Todo lo contrario. Considero necesario subrayar (y es muy importante) que el poderío militar creciente de Rusia constituye una garantía sólida de paz global, en tanto que este poderío preserva y preservará la paridad estratégica y el equilibrio de fuerzas en el mundo, lo cual, como es sabido, ha sido y seguirá siendo un factor fundamental de la seguridad internacional después de la Segunda Guerra Mundial hasta la fecha...

“Ahora tenemos que ser concientes de esta realidad y estemos seguros de que todo lo que he dicho aquí hoy no es una baladronada, porque no lo es; y que lo consideremos y desestimemos a quienes viven en el pasado y no son capaces de mirar hacia el futuro, para dejar de zarandear el barco en el que todos viajamos y que se llama Tierra”.