Embajador ruso ante la ONU: “¿Entienden ustedes que tan peligroso es el umbral al que están llevando al mundo?”

12 de abril de 2018

11 de abril del 2018 — A petición de Rusia se llevó a cabo el lunes 9 de abril la sesión de del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), bajo el tema de “Amenazas a la paz y la seguridad internacional”. La reunión se convirtió en el pretexto para que los embajadores del Reino Unido, Estados Unidos, Francia y Holanda, lanzaran descabelladas acusaciones infundadas en contra de Rusia y Siria; ante quienes, sin embargo, el embajador ruso, Vassily Nebenzia, hizo una acalorada y detallada presentación para rebatir las mentiras dichas en contra de Rusia y de Siria. De manera muy explícita subrayó a los presentes la cuestión fundamental, de que nos encontramos en un momento de enorme peligro. “Voy a hacer una pregunta: ¿Entienden ustedes que tan peligroso es el umbral al que están llevando al mundo?”.

Nebenzia hizo hincapié en las repetidas advertencias que hicieron Rusia y Siria ante las Naciones Unidas y ante la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), respecto a que los terroristas estaban planeando escenificar un incidente de guerra química , para endilgarle la culpa a Damasco.

“Ustedes escucharon estas advertencias”. Pero no se hizo nada al respecto. El embajador exigió que la OPAQ haga una investigación de inmediato, para averiguar la situación en Duma. Nosotros “vamos a asegurar el acceso”. Dijo que la misión de la OPAQ debe visitar el lugar inmediatamente; tomar muestras del suelo, y entrevistar a los lugareños. “Nuestro proyecto de resolución está listo para que se apruebe hoy”.

Después de la discusión pública, el presidente de la mesa canceló la reunión, a favor de una discusión informal. Se han presentado varias resoluciones al organismo.

El trío formado por la embajadora de Estados Unidos, Nikki Haley, la embajadora del Reino Unido, Karen Pierce, y el embajador de Francia, Francois DeLattre, acompañados por el embajador de Holanda, Karel Van Oosterom, compitieron entre si para ver quien lanzaba la mentira más descarada y el insulto más rudo contra Rusia y Siria. Haley dijo que “solo un monstruo hace esto”, lanzar gases a su población, supuestamente Siria, y “el régimen ruso no se puede avergonzar”, sino que lo aprueba. Pierce, la embajadora del Reino Unido, alabó a su nación por la manera como lleva a cabo la investigación “independiente” sobre el caso de los Skripal. El embajador holandés, Oosterom, como un retroceso a la época de Tony Blair, habló sobre la necesidad de la “responsabilidad de proteger”, haciendo un llamado tácito para atacar a Siria, a nombre de una intervención “humanitaria”.Le “damos nuestro respaldo a los rescatistas de los Cascos Blancos”, dijo Oosterom.

De manera muy notoria, Haley, se salió de la sala de la Asamblea cuando el embajador de Siria, Bashar al Ja’Afari, comenzó a hablar. El embajador sirio dio un informe de la situación actual en su país, y se preguntó de forma deliberada sobre el misil que lanzó Israel contra su nación: “¿Por qué no dicen que el aggresor fue Israel?”. Además de dar un informe corto y elocuente sobre el hecho que la ONU no ha tomado medida alguna, al Ja’Afari dio a conocer detalles específicos de lo que le había suministrado Siria a la ONU y a la OPAQ, sobre la conspiración que el gobierno descubrió que preparaban los grupos terroristas y que estos tenían en su haber armas químicas. Para el 1 de abril de este año, Damasco había enviado ya 145 cartas, sobre a este peligro. Sin embargo, ni siquiera las leyeron, ni tomaron acciones al respecto.

“Anuncio que queremos que haya una misión de la OPAQ que investigue los hechos, tan pronto como sea posible. Damos nuestro beneplácito a esta visita lo más pronto posible. Espero que no tenga el mismo destino que la misión de Ban ki-Moon, de marzo del 2013”, dijo Ja’Afari, en referencia a la misión que llegó al país “después de 4 meses y 11 días”.

Embajadores de muchas otras naciones le añadieron cordura y seriedad a la sesión, con comentarios como el que hizo el embajador de Kazajstán, Kaivat Umarov, quién preguntó, “¿Quién más, además de los Cascos Blancos, tiene algún informe sobre este disputado incidente con armas químicas en Duma?” Umarov confirmó que hubo informes de parte de Siria y de Rusia, que indicaban que los terroristas planeaban hacer un ataque con armas químicas, y que las agencias internacionales no les pusieron atención.

El embajador Tekeda Alemu de Etiopía, además de hacer un llamado a favor de que haya una investigación de los hechos, abordó la situación internacional. Dijo que “la confianza entre las potencias más grandes es muy poca” y eso tiene efectos graves en lo que a la paz concierne. Tiene “consecuencias en las metas de desarrollo sustentable en el desarrollo global”. Habló de forma conmovedora sobre la necesidad de un “ambiente de seguridad global”.

Al final de la sesión, Nebenzia tomó de nuevo la palabra, y destacó tres cosas: 1) El presidente del Consejo tiene que asegurar que Haley no se refiera a gobiernos legítimos, como el de Rusia, como a “regímenes”; 2) La supuesta investigación de los británicos sobre el envenenamiento de los Skripal, no es una investigación. El embajador echo por tierra la aseveración que hizo Pierce; 3) “Nos estamos acercando a un umbral muy peligroso... que no entiende ninguno de nuestros colegas occidentales”.