Graham Allison: una guerra comercial podría calentarse

26 de abril de 2018

26 de abril de 2018 — Graham Allison, el profesor de Harvard que acuñó el término de la “trampa de Tucídides”, con lo que advertía de una guerra entre Estados Unidos y China, trae de nuevo esa advertencia a la luz de los crecientes indicios de una guerra comercial en ciernes. Allison acaba de regresar de hacer una visita a China, en la cual según dice en la revista National Interest del 22 de abril, tuvo “la oportunidad de hablar, ¡y de escuchar!, a todos los líderes por debajo de Xi Jinping”.

Allison reconoce que Trump tiene razones para estar preocupado con el desequilibrio comercial, y que le dijo a Mnuchin que le ofreciera a Liu He, el asesor económico del gobierno chino, alguna alternativa, como sería por ejemplo pedirle a China que reduzca el déficit comercial en unos $100 mil millones de dólares, lo cual Allison dice que se podría hacer de forma bastante fácil, si China compra más gas y petróleo estadounidense. Señala que el mismo Trump está siguiendo con su política de asumir una posición dura que luego lleve a las negociaciones, pero añade que los observadores chinos que ven a Estados Unidos “están llegando a la conclusión de que mientras el lenguaje de Trump puede ser más colorido que el de otros, esta reconsideración fundamental hacia China ha envuelto a toda la clase política de Washington y a la comunidad de seguridad nacional”.

Allison informa que los chinos señalan los ataques de The Economist a China, y el artículo de Kurt Campbell en Foreign Affairs, que dice que las suposiciones de Occidente sobre China “han resultado erróneas”. Señala también que los círculos liberales, como Thomas Friedman, Fareed Zakaria, y a Chuck Schumer, están alentando una política de guerra comercial contra China.

“Si Tucídides estuviera viendo esto, diría que China y Estados Unidos están siguiendo al pie de la letra el guión que los lleva la mayor colisión en la historia”, escribe Allison. Asimismo, advierte que la diplomacia que viene caminando con Corea del Norte podría derrumbarse, trayendo como resultado una guerra, que como la primera Guerra de Corea, rápidamente se podría convertir en una guerra entre Estados Unidos y China.