Netanyahu lanza la tercera farsa para la guerra desde el 1 de marzo

1 de may de 2018

30 de abril del 2018 — Desde que el Presidente de Rusia, Vladimir Putin, le mostró al mundo que había fracasado el plan de la OTAN para cercar a Rusia (y a China) con sus “misiles antimisiles”, en su discurso del 1º de marzo pasado donde anunció las armas hipersónicas de nueva generación, y que hizo un llamado a iniciar negociaciones, los fanáticos de la geopolítica británica están completamente fuera de sí. En Estados Unidos, algunos neoconservadores han exigido que se considere la posibilidad de provocar una guerra contra China, ya, debido a que en 10 años no sería “ganable”. En el Reino Unido, el Instituto Real de Asuntos Internacionales (Chatham House), hizo un llamado a crear una nueva mancomunidad alrededor de una alianza militar “de los dispuestos” contra Rusia para sustituir a la OTAN.

Y desde el 1º de marzo, los dos enfrentamientos británicos contra los rusos (primero con el caso del “envenenamiento en territorio británico” de los Skripal, y luego el supuesto “ataque sirio con armas químicas” en Duma), tienen cada vez más la pinta de farsas de guerra, que recuerdan el “expediente marrullero” de Tony Blair que desató la invasión a Iraq en el 2003.

Durante este fin de semana, el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, avanzó con el tercer fraude. Netanyahu canceló de manera espectacular un discurso programado en televisión en un día festivo, y en su lugar, anunció al mundo que la agencia de inteligencia israelí había robado “100,000 archivos secretos, media tonelada de archivos” de Irán. Esto prueba, dijo, que Irán tiene un programa de armas nucleares y que mintió al respecto, antes de firmar el Plan de Acción Integral Conjunto del 2015 (JCPOA en sus siglas en inglés) con Estados Unidos y cinco naciones europeas, incluida Alemania, el cual le prohibe desarrollar armas nucleares.

De forma asombrosa, dijo Netanyahu, Israel acaba de obtener esta información en los últimos 10 días, en el momento en que solo faltan otros 10 días en los que el Presidente Donald Trump debe decidir si se retira de este acuerdo! Netanyahu le había dado un informe a Trump el 28 de abril, al secretario de Estado, Mike Pompeo, el 29 de abril, y a funcionarios europeos el 30 de abril; ahora, los “documentos incriminatorios, diagramas, presentaciones, proyectos y fotos” estaban en “un lugar muy seguro”.

Netanyahu no dice que acusa a Irán de violar los acuerdos de la JCPOA, pero si exige que se deshaga el acuerdo. Lo que dice es que Irán mintió antes de firmar el JCPOA; de hecho, podría haber dicho que hacen lo mismo que Israel ha hecho por años, y todavía lo hace, sobre las armas nucleares con las que cuenta.

Sin embargo, claramente su propósito es crear el ambiente propicio para lanzar una guerra contra Irán, en particular en Siria, mientras destrozan el JCPOA. Solo unas horas antes, nueve misiles de los que todavía no se conoce su origen habían hecho blanco en dos bases en el centro de Siria, que Israel dice que tropas iraníes irregulares están utilizando.

La amenaza de una guerra indirecta, que los británicos y los franceses realmente están impulsando en contra de Rusia, y a la cual quieren arrastrar a Donald Trump, ya está planteada.