En Pyongyang, Wang Yi ofrece cooperación económica y estratégica

4 de may de 2018

4 de mayo de 2018 — En reuniones que se realizaron el jueves 3 en Pyongyong entre el ministro de Relaciones Exteriores de Corea del Norte Ri Yong-ho y el líder supremo Kim Jong-un, con el ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, abordaron los recientes acontecimientos positivos entre las dos Coreas, en particular el compromiso de Corea del Norte a lograr la desnuclearización, y a discutir la necesidad de fortalecer unas relaciones bilaterales “amistosas y de cooperación”, luego de la reunión de Kim con el Presidente chino Xi Jinping a fines de marzo.

La agencia de noticias Yonhap informó que, de hecho, se espera que Xi visite Pyongyang después de la próxima cumbre entre Kim y Trump. En la reunión con Kim, Wang le hizo llegar los saludos de Xi, puso de relieve que la cumbre Kim-Xi había “abierto un nuevo capítulo” en las relaciones bilaterales y felicitó al líder norcoreano por la reunión histórica de la semana pasada con el Presidente de Corea del Sur Moon Jae-in. A su vez Kim elogió los esfuerzos y las contribuciones de China a la paz y la estabilidad de la península de Corea y destacó que “llevar a cabo la desnuclearización de la península es una posición firme de Corea del Norte”, según el ministerio de Relaciones Exteriores de China. Agregó que Pyongyang está dispuesta “mediante el restablecimiento del diálogo y la construcción de la confianza mutua, a explorar la eliminación de las fuentes de las amenazas a la paz en la península”.

Kim le dijo a Wang que las relaciones bilaterales son un “legado valioso” que dejaron los dirigentes de las generaciones pasadas de ambos países, y que el objetivo estratégico de Corea del Norte es mejorar estas relaciones. Wang le dijo a su homólogo Ri, que la amistad tradicional entre las dos naciones es “un tesoro compartido y preciado” y que el objetivo estratégico de ambos países es seguir fortaleciéndola y “pasar esta amistad a las futuras generaciones”, según informó Xinhua. China, dijo Wang, trabajará con la República Popular de Corea del Norte para implementar “ en formas sustanciales” el consenso al que llegaron Kim y Xi cuando se reunieron, mediante el fortalecimiento de la comunicación y la coordinación entre entidades políticas y diplomáticas, participando en una “cooperación comercial y económica pragmática”, intercambios entre los pueblos e “inculcarle nuevo vigor” a las relaciones bilaterales.

Wang también destacó que China apoya totalmente los esfuerzos de Corea del Norte por “encontrar su propio enfoque para su desarrollo” que sea coherente con sus necesidades e intereses nacionales, y para enfocarse en los esfuerzos por reconstruir el país económicamente.