Pompeo, en Corea del Norte, se muestra optimista con la cumbre entre Kim y Trump

11 de may de 2018

9 de mayo de 2018 —En sus reuniones con Kim Jong-un, lider de Corea del Norte, y con otros funcionarios de alto nivel, Mike Pompeo, secretario de Estado de Estados Unidos manifestó su optimismo por la posibilidad de una cumbre exitosa entre el Presidente Donal Trump y Kim Jong-un, y que más allá del tema de la desnuclearización, existe el potencial para tener una cooperación más amplia.

Pompeo le dijo a los periodistas que el propósito de su viaje era "dejar sentada una estructura para tener una cumbre exitosa". Hoy, a su regreso a los Estados Unidos, Pompeo le dijo a los periodistas que la cumbre con Kim será de un día, sin embargo "si es que hay más cosas de las que hablar", se extenderá a un día más.

Hoy Trump dijo que la hora y el lugar de la cumbre se va a anunciar en tres días.

Ayer, al anunciar que Pompeo estaba en camino hacia Pyongyang, el Presidente Trump informó que "se están haciendo planes, se están construyemdo relaciones, esperamos que suceda un acuerdo, y con la ayuda de China, Corea del Sur y Japón , se puede alcanzar un futuro de gran prosperidad y seguridad para todos".

Pompeo se reunió con Kim Jong-un por alrededor de 90 minutos, y también se reunió con el general Kim Yong-chol, del Departamento del Frente Unido a cargo de las relaciones entre las dos Coreas. Pompeo le dijo a Kim; "por décadas hemos sido adversarios. Ahora esperamos que podamos trabajar juntos para resolver este conflicto, eliminar las amenazas al mundo y hacer que su país tenga todas las oportunidades que ustedes tanto merecen". Kim respondió que él tenía "muchas expectativas de que que estados Unidos iba a jugar un papel importante para establecer la paz en la Península Coreana", a lo que Pompeo respondió, "[Estados Unidos] igualmente está comprometido a trabajar con usted [en eso] exactamente".

El general Kim Yong-chol le dijo a Pompeo ayer durante el almuerzo que la tregua en la peninsula no fue el resultado de las sanciones y las presiones de Estados Unidos, sino más bien "fue por la voluntad del pueblo coreano". El enfatizó que ahora, dado que el arsenal nuclear está completo, se van a enfocar en el desarrollo económico. Pompeo describió al general Kim como "un gran socio" en la preparación de la cumbre, pero había advertido anteriormente que no se levantarían las sanciones.

Como una señal de buena voluntad, Corea del Norte liberó a tres estadounidenses que tenían tiempo detenidos en el país, y quienes van a regresar con Pompeo a Estados Unidos. Sarah Sanders, vocera de la Casa Blanca, dijo hoy que el Presidente Trump "agradeció la medida tomada por el líder Kim Jong-un de liberar a los ciudadanos estadounidenses y que ve esto como un gesto positivo de buena voluntad".