Lo principal

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

Helga Zepp-LaRouche hace un exhorto por la diplomacia para la paz y el desarrollo del Nuevo Paradigma; el ataque israelí en la frontera de Gaza fue una atrocidad

16 de may de 2018
gaza-protests-2018.jpg
14 de mayo de 2018 en la frontera de Gaza. (vocero de las Fuerzas de Defensa Israelíes / Twitter).

16 de mayo de 2018 — Como resultado del violento ataque israelí contra los manifestantes palestinos en la frontera de Gaza este lunes 14, ya hay 61 muertos y unos 2,700 heridos, casi la mitad de ellos con armas de fuego. Esto sucedió el mismo día de la ceremonia de inauguración de la nueva embajada de Estados Unidos, que se traslado desde Tel Aviv a Jerusalén, lo cual constituye toda una provocación, dada la historia de la región.

Las intervenciones geopolíticas británicas trazaron desde su origen las líneas del conflicto con sangre en el Sudoeste de Asia desde hace un siglo, para crear las fronteras arbitrarias y mantener las discordias permanentes. Hoy en día están ahí todavía, con la oposición de Londres al programa de desarrollo global inherente a la iniciativa de la Nueva Ruta de la Seda, y al potencial de colaboración entre las “Cuatro Potencias” (China, Rusia, India y Estados Unidos), para acabar con la geopolítica imperial de una vez por todas.

Helga Zepp-LaRouche, presidente del Instituto Schiller, exhortó hoy tomar medidas de emergencia en concordancia con el Nuevo Paradigma de relaciones entre las naciones, para la paz y el desarrollo económico. El peligro de una escalada de guerra generalizada es muy grande, insistió ella.

Zepp-LaRouche dijo en conversaciones con sus asociados: “Nada más quiero decir que esta situación en el Medio Oriente es realmente peligrosa. Creo que debemos exigir también de manera absoluta, que se lleve a cabo una investigación sobre lo sucedido... Primero que todo, ubicar la embajada de Estados Unidos en Jerusalén, tenía un resultado predecible, dados los reclamos históricos de ambas partes en Jerusalén, y desafortunadamente ha sucedido eso ahora. Pero cuando se realizaron esas manifestaciones en contra de eso en Gaza, las fuerzas armadas israelíes dispararon contra la gente, mataron a más de 60 personas e hirieron a más de 2000. Es una atrocidad.

“Obviamente la situación está muy tensa, y puede estallar completamente. Así que esto es muy desafortunado, creo yo. Es realmente algo muy malo, pero el enfoque tiene que ser que todas las partes reconozcan que esto puede ser el detonante de una guerra realmente mayor, si no es que la guerra mayor. Porque si esto lleva a una escalada entre los israelíes, el Hezbollah y Hamas, entonces se puede extender de manera generalizada.

“Pienso que esto es algo que muestra realmente que tan cerca está el mundo de caer en un abismo, en el Armagedón. La gente se tiene que dar cuenta que necesitamos un cambio en el modo en que se conduce la política, hacia un Nuevo Paradigma, si es que se ha de salvar el mundo. Creo que es una situación muy grave realmente, y tenemos que hacer un llamado mayor, de que tenemos que cambiar la política, a fin de que las Cuatro Potencias colaboren conjuntamente en todos estos asuntos, de tal modo que no pueda suceder este tipo de desestabilización”.