Reunión en Astana reafirma el compromiso con la soberanía siria y su integridad territorial

17 de may de 2018

16 de mayo de 2018 — Este martes 15 de mayo concluyó la novena reunión de pláticas sobre Siria en el formato de Astana, capital de Kazajstán, con declaración conjunta de los representantes de Rusia, Irán y Turquía, en la cual reafirman su compromiso con la soberanía de Siria y la resolución del conflicto en ese país. La próxima reunión en el formato de Astana se llevará a cabo en Sochi, Rusia, en julio próximo.

Además de los representantes de Rusia, Irán y Turquía, que son los tres garantes de las negociaciones, estuvo presente el Enviado Especial de la ONU, Staffan de Mistura, y una delegación observadora de Jordania. La oposición armada de Siria estuvo encabezada por Ahmed Toma. Según la agencia noticiosa kazaja KazInform, Toma le dijo a la sesión plenaria que el formato de Astana es el único lugar en donde la oposición siria quiere sostener las negociaciones y no acudirá a ninguna otra. Estados Unidos no envió a ningún representante en esta ocasión.

La declaración conjunta, que se colocó en el portal electrónico del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, dice que Rusia, Irán y Turquía, en su condición de garantes del proceso de buscar una solución política, reafirman “su firme compromiso a la soberanía, independencia, unidad e integridad territorial de Siria”.

Asimismo, “ponen de relieve la importancia de la implementación del Memorándum sobre la creación de las zonas de distensión en la República Árabe Siria del 4 de mayo de 2017”, así como los demás acuerdos alcanzados desde el inicio del proceso de Astana. Los gobiernos firmantes “destacan el papel fundamental” de las zonas de distensión para estabilizar la situación en Siria y subrayan la necesidad de “garantizar el acceso humanitario para todos los sirios y para ayudar a crear las condiciones para el regreso seguro de los refugiados y desplazados a sus comunidades originales”. Entre otras cosas, la declaración reafirma también la determinación de los tres gobiernos de eliminar a lo que resta de los grupos terroristas, entre ellos los del EIIS, de al-Qaeda y demás grupos relacionados en Siria.