Juez federal enojado le dice al equipo de Mueller: persiguen a Manafort solo para ver como llegar al enjuiciamiento político de Trump

18 de may de 2018

18 de mayo de 2018 -- En audiencia del viernes 4 de mayo en Virginia sobre el caso Paul Manafort (ex director de la campaña electoral de Trump) el juez federal Tl S. Ellis III, regañó al equipo del fiscal especial Robert Muller por asumir “facultades ilimitadas” y solo tratar de sacarle a Manafort información para sacar a Trump del cargo.

“A ustedes no les importa en realidad el señor Manafort. Lo que realmente les importa es la información que les puede dar el señor Manafort que los pudiera llevar al señor Trump, y a un enjuiciamiento político, o cosa parecida”, les dijo el juez Ellis, de acuerdo a la transcripción de la audiencia que reseñó el noticiero de Fox News. “Eso es realmente en lo que están interesados”, subrayó.

La confrontación sucedió durante la audiencia sobre la moción de Manafort para declarar sin lugar el caso por 18 acusaciones sobre fraude bancario y fiscal. El abogado de Manafort alegó que Mueller no tiene la facultad para imputar los cargos y solicitó que sean desechados.

Aunque se esperaba que decidiera sobre los asuntos pertinentes, el juez Ellis no tenía en su posesión los textos de los documentos oficiales que definen el alcance de la misión asignada a Mueller. Además, parte de la información utilizada para acusar a Manafort provino de una investigación del Departamento de Estado que se remonta al 2005, lo que precede en muchos años a la formación de la investigación de Mueller. El juez Ellis cuestionó estos dos hechos, y confrontó al fiscal Michael Dreeben del equipo de Mueller. “No queremos que nadie en este país tenga un poder ilimitado. Es muy poco probable que me puedas persuadir de que el fiscal especial tiene el poder de hacer cualquier cosa que él o ella quiera. El pueblo estadounidense tiene un sentimiento bastante firme en el sentido de que nadie debe tener poder ilimitado”, le dijo el juez.

Al día siguiente, en una entrevista en el programa de Sean Hannity en Fox News, el experimentado abogado de los derechos civiles, Alan Dershowitz, elogió las denuncias del juez T. Ellis a la operación de Mueller, para procesar a Paul Manafort y a otros testigos con el propósito de hacerlos “no solo cantar, sino componer también” en contra del Presidente Trump. Dershowitz declaró que el juez Ellis puso al descubierto esta práctica.

Todo mundo sabe que esta es la forma en que operan los fiscales, {exprimen} a las personas “para atrapar al señor Importante”, estirando algunas veces la ley hasta crear un delito con el cual acusar a posibles testigos, y amenazan a sus familias. Pero “ahora el señor Importante está sentado en la Oficina Oval”; James Comey y Mueller están tratando al Presidente de Estados Unidos como si fuera el jefe de la mafia, exclamó Dershowitz. Buscan a los subalternos, los exprimen, los amenazan y “quizá van a cantar, quizá van a componer... Esta es una táctica común, y todos los ciudadanos estadounidenses deberían saber esto”.

Si no lo sabían, dos ex fiscales federales le dijeron al Business Insider el viernes 4 de mayo, que ningún juez va a parar a los fiscales de usar cualquier medio a su alcance para forzar a los testigos a que se volteen en contra de su objetivo. El que fuera fiscal federal durante mucho tiempo Jeffrey Cramer y quien estuvo 12 años en el Departamento de Justicia le dijo al diario que “es totalmente irrelevante si los fiscales hayan presentado una acusación contra Manafort para voltearlo... Esto es algo que sucede en cada uno de los juzgados en todo el país en este momento... Y así es como debe de ser”.

El ex fiscal federal de Boston y de Washington, DC, Alex Whiting se mostró más beligerante, y dijo que ningún juez tiene el derecho de poner en tela de juicio esta práctica y si Ellis basa su fallo en base a esta objeción “le van a anular el fallo... Está bastante bien establecido que un juez no tiene la autoridad de indagar o poner en tela de juicio, el ejercicio del la discreción acusatoria de un fiscal, a menos que haya alguna evidencia de que el fiscal basó su decisión en factores impropios”.