Putin: Occidente debe dejar de poner obstáculos y ayudar a la reconstrucción de Siria

22 de may de 2018

22 de mayo del 2018 — Luego de su reunión con la Canciller de Alemania, Angela Merkel, en Sochi, Rusia, el Presidente de Rusia, Vladimir Putin, dijo que los gobiernos de Occidente tienen que despolitizar su enfoque sobre la ayuda humanitaria a Siria, y comenzar a hacer y financiar proyectos para reconstruir el país. No está claro qué le haya dicho originalmente Merkel a Putin, pero en la conferencia de prensa conjunta él acogió con beneplácito el compromiso de Alemania a participar en la reconstrucción de Siria, aunque no se dieron más detalles. No hay otro modo sino el de “acabar con las incomprensibles restricciones en contra del gobierno de Damasco”, y de cooperar con el gobierno de Assad, eso además contribuiría al regreso de tantos refugiados, recalcó Putin.

Merkel insistió en que Assad debe eliminar el Decreto 10, que le permite al gobierno sirio expropiar la propiedad que los refugiados dejaron vacantes, de manera que se pueda iniciar la reconstrucción en las zonas urbanas. Putin debe convencer a Assad de que no implemente este decreto, dijo Merkel. Ella también abordó la situación en Iblid, a donde no puede llegar la ayuda humanitaria, debido a los enfrentamientos continuos entre el ejército de Siria y un sinnúmero de rebeldes armados que hay en la zona. Putin insistió que los gobiernos de Occidente deben respaldar activamente el proceso de paz en Siria y el proceso constitucional de cooperación con Assad. Todo se tiene que hacer de manera consulta en cooperación con el actual gobierno de Siria, insistió Putin.

Con respecto a Ucrania, Putin dijo que Rusia va a continuar enviando gas natural a Europa por medio del sistema de gasoductos de Ucrania, incluso luego de que concluya la construcción del gasoducto Nord Stream 2 en el Mar Báltico. Merkel no le sacó a Putin un compromiso concreto para invocar de nuevo el formato de los Cuatro de Normandía (los ministros de Relaciones Exteriores de Francia, Alemania, Rusia y Ucrania) sobre el proceso Minsk 2, que ha estado muerto desde finales del 2016; Putin dijo que él ordenó a su Ministro de Relaciones Exteriores a que revisara de nuevo las propuestas que hicieron los Ministros de Relaciones Exteriores occidentales para que haya una misión de los Cascos Azules de las Naciones Unidas en la zona de conflicto de Ucrania.