Estados Unidos y China logran acuerdos en las pláticas sobre comercio

22 de may de 2018

21 de mayo de 2019 — Estados Unidos y China emitieron una declaración conjunta el sábado 19 de mayo, al final de las pláticas que se llevaron a cabo entre la delegación china, encabezada por el vicepremier chino, Liu He, y la delegación estadounidense que estuvo encabezada por el secretario del Tesoro, Steve Mnuchin. La declaración oficial no entra en muchos detalles, sin embargo el tono de la misma es muy positivo y hace un énfasis importante en la relación personal que existe entre los Presidentes Xi y Trump, como algo decisivo para que se diera el acuerdo. Antes de llegar a las conclusiones del acuerdo, los chinos habían hecho algunas concesiones significativas para asegurar que las cosas funcionaran: detuvieron la investigación que estaban haciendo sobre el dumping del sorgo que hace Estados Unidos (es decir, se reanudaron las exportaciones de sorgo estadounidense a China), y aprobaron la compra de la división de chips de memoria de la compañía de Toshiba por parte del consorcio estadounidense Bain Capital (uno de cuyos fundadores es Mitt Romney).

“Se llegó a un consenso para tomar medidas efectivas a fin de reducir sustancialmente el déficit comercial en bienes de Estados Unidos con China”, informó la Casa Blanca. China acordó “aumentar de manera significativa la compra” de bienes y servicios a Estados Unidos, en especial de agricultura y energía, aunque no se anunciaron números específicos en la reducción del déficit comercial estadounidense con China. Además, la Casa Blanca anunció que el equipo de Estados Unidos pronto viajará a China para seguir puliendo los detalles.

Liu He comentó a los periodistas el 19 de mayo, según la reseña de la agencia china Xinhua, que “China y Estados Unidos llegaran a consensos en cuestiones económicas y de comercio, con la promesa de de no emprender una guerra comercial y dejar de imponer aranceles los unos a los otros, que fueron los frutos más importantes de estas pláticas”. Las pláticas resultaron “positivas, pragmáticas, constructivas y productivas, explicó Liu, y que la razón más importante para haber alcanzado esto es el acuerdo importante al que llegaron previamente el Presidente Xi y su homólogo estadounidense el Presidente Donald Trump, y la causa fundamental son las necesidades de ambos pueblos y de todo el mundo”. Este acuerdo “dijo Liu, no solo beneficia a las dos naciones, sino que también ayuda a mantener la estabilidad y la prosperidad de la economía y el comercio global”, informó Xinhua.

Aunque elogió los resultados, Liu advirtió que, el “acuerdo” era una necesidad, pero al mismo tiempo “se tiene que reconocer que el hielo no se va a descongelar en un día, y la resolución de los problemas estructurales de las relaciones económicas y comerciales entre los dos países va a tomar tiempo“. Asimismo, Liu señaló que “los dos países deberían manejar de modo adecuado sus diferencias por medio del diálogo y en el futuro abordarlas calmadamente”.

Xinhua informó que los dos países también acordaron “fortalecer su cooperación en inversiones mutuas y en la protección a los derechos de la propiedad intelectual”, un tema candente que plantearon los estadounidenses.