La relación entre Trump y Xi apunta hacia una solución a la guerra comercial

23 de may de 2018

23 de mayo de 2018 — El Secretario del Tesoro de EU, Steven Mnuchin, anunció en entrevista con CNBC del 21 de mayo que la Casa Blanca había suspendido la amenaza de imposición de aranceles a las exportaciones chinas a Estados Unidos por $150 mil millones de dólares. Mnuchin reconoció que se debía acreditar el“avance sustancial” logrado por la delegación de EU en las pláticas en Pekín la semana pasada, a las discusiones directas entre los Presidentes Trump y Xi.

El asesor económico de Trump, Larry Kudlow, le dijo el 21 de mayo a los reporteros de la Casa Blanca que China reduciría los aranceles a algunos productos estadounidenses, como autos, partes automotrices y bienes agrícolas en particular, para aumentar las exportaciones estadounidenses. Al mismo tiempo, Mnuchin dijo en CNBC que “salimos con un acuerdo marco muy abarcador que se tiene que implementar, pero que tiene muchos aspectos diferentes”. Dijo que el marco posibilita que las compañías negocien en privado acuerdos sobre exportaciones estadounidenses y que China pueda reducir algunos aranceles. Según CNBC, “expresó un particular entusiasmo en relación a la energía, calculando que las compañías estadounidenses probablemente podrían vender entre $40 mil millones a $50 mil millones de dólares a compañías en China”.

La cadena televisiva china CGTN informó el 21 de mayo que también quedó “en suspenso” la política de “endurecimiento” del Comité sobre Inversión Extranjera en Estados Unidos (CFIUS, por sus siglas en inglés) en contra de inversiones chinas en Estados Unidos. Sin embargo, de manera predecible, el Congreso Federal trata de aprobar leyes que harían obligatoria esas medidas para endurecer los requisitos para la inversión extranjera en EU. Dichas inversiones es el otro soporte esencial para equilibrar el comercio entre EU y China al aumentarlo, debido a que posibilita que compañías chinas puedan producir en Estados Unidos para el mercado estadounidense, aunque también existe la posibilidad de empresas conjuntas exportadoras, como sería el planeado polo de inversiones en hidrocarburos Appalachian en Virginia Occidental.

Según se dice el Secretario de Comercio, Wilbur Ross, será el siguiente en visitar Pekín la próxima semana, para finalizar el “marco” y posiblemente llegar también a un acuerdo final en relación a la compañía de telecomunicaciones china ZTE. El Wall Street Journal alega que sus fuentes le dijeron que se había llegado a un acuerdo para reconectar a ZTE con sus abastecedores en EU, después del pago de una multa.

El Ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, va a pasar por Washington el 23 de mayo, así como también el Ministro de Relaciones Exteriores de Japón, Taro Kono, en sus respectivos viajes de regreso después de la reunión de los ministros de Relaciones Exteriores del G20 en Argentina.