La mayor amenaza a la seguridad de Estados Unidos es el derrumbe de la fuerza laboral calificada y de la base industrial

2 de junio de 2018

2 de junio de 2018 — El “Informe Anual al Congreso sobre Capacidades Industriales” que elabora la Oficina de Programa de Manufacturas y Base Industrial, una dependencia del Pentágono, tiene fecha de marzo de 2018, pero se publicó efectivamente de manera muy silenciosa hasta el 17 de mayo, según informó el diario especializado en novedades de la defensa, Defense News. EIR no ha revisado todavía el informe completo, sin embargo, el resumen que publicó Defense News el 22 de mayo, deja en claro que la defensa de Estados Unidos no está amenazada por ninguna potencia extranjera sino por su política económica. Luego de décadas de una contracultura postindustrial de rock-sexo-drogas, en donde la “teoría de la información” sustituyó a la ciencia clásica, lo que queda es la mayor amenaza a la seguridad nacional, junto con el resultado de más jóvenes metidos en las drogas que no son capaces de desarrollar una capacidad laboral técnica o de ingeniería.

“El mayor desafío que puede dañar las capacidades nacionales de defensa es la demografía de la fuerza laboral. Solo el 39% de la fuerza laboral actual es menor de 45 años de edad. Y aunque la mayoría de los profesionistas jóvenes ven de manera positiva los empleos en los sectores aeroespacial y defensa, solamente el 1.5% de los jóvenes entre 25 y 35 años en Estados Unidos tienen una licenciatura en ciencias”, señala la reseña de Defense News sobre el informe.

Esas cifras se muestran en una gráfica del informe (página 8), el cual señala que “las compañías del sector aeroespacial y defensa enfrentan una escasez de trabajadores calificados para satisfacer la demanda actual, así como para satisfacer la necesidad de integrar una fuerza laboral joven con ‘la calificación adecuada, la aptitud, experiencia e interés para llenar los trabajos que van desocupando los ingenieros y técnicos calificados de mayor edad’ que van dejando la fuerza de trabajo”.

Asimismo, Estados Unidos no tiene una base industrial diversificada, y por lo tanto carece de las capacidades de diseño y producción necesarias para desarrollar nuevos sistemas. Por ejemplo, el informe advierte que “el mayor riesgo para el sector aeroespacial es su capacidad para sostener las capacidades y habilidades de diseño y manufacturas necesarias para el diseño futuro y fabricación de aeronaves”, según la reseña de Defense News.

La reseña de Defense News hace un resumen de los resultados del informe para el sector de astilleros, el cual enfrenta “consecuencias potenciales si le sucediera algo a la pequeña base industrial que está sumamente concentrada”. El peligro al que hace referencia es la falta de un necesario flujo de trabajo para garantizar que no se deterioren esas capacidades industriales, y aunque no lo dice el informe, el peligro viene del dominio de Wall Street sobre los mercados, que tanto defienden los más fanáticos de los oficiales que aborrecen a Rusia y China porque “no sigue las normas” del mercado. Del mismo modo, “la edad y la condición de la infraestructura de los astilleros navales, que son en promedio siete años más viejos que el estándar de la industria”, es una cuestión crítica que provoca importantes paros de actividades cada año.

Se puede conseguir el informe completo en inglés en este enlace: https://partner-mco-archive.s3.amazonaws.com/client_files/1527002508.pdf