La mafia de las drogas de Soros busca convertir a México en una “potencia mundial” del narcotráfico

7 de junio de 2018

6 de junio del 2018—En el período previo a las elecciones Presidenciales de México en julio del 2018, la mafia de las drogas de George Soros armó una conferencia internacional en Guanajuato, México, el 30 y 31 de mayo, titulada “CannaMexico World Summit” (cumbre mundial cannabis México, con el título original en inglés). Su objetivo declarado era el de alinear a todas las fuerzas políticas y económicas de México para acelerar la legalización total de la marihuana, para “revolucionar el potencial de una industria en Latinoamérica”, como lo asentaron los organizadores.

El objetivo estratégico verdadero es mucho mayor. George Soros y los bancos de la City de Londres y de Wall Street están desplegados para quedarse con el próximo gobierno de México, sea quien sea, para cerrar un acuerdo oficial del gobierno con los carteles de las drogas, bajo el cual se legalizarían la producción y el consumo y para declarar que ya los carteles no son mafias, sino “genuinos empresarios”. Y no solo para la marihuana.

La “cumbre” se llevó a cabo en el “Centro Fox” del ex Presidente mexicano Vicente Fox, en Guanajuato. Fox ha estado trabajando con Soros en la legalización de las drogas desde su Presidencia del 2000 al 2006. Cuando el grupo de presión a favor de la marihuana “Civilized.life” lo entrevistó el 25 de mayo antes de la cumbre, Fox dijo que la legalización de la marihuana “medicinal” en México (en junio del 2017) fue solo “el primer paso... México tiene que tomar la enchilada completa y lograr la legalización plena”. En el mismo simposio Fox descaradamente declaró que llegó el momento “de producir una nueva industria, de convertir a los criminales en empresarios, convertir a los pequeños vendedores de drogas en empresarios que satisfagan la demanda”.

El estratega más importante de Soros en la legalización de las drogas, Ethan Nadelmann, fue otra de las estrellitas de esta confabulación de narcos, quien salió en los titulares de la prensa por su discurso en el que alegó que “México va a ser una potencia mundial” si es que “llega a ser un líder de importancia mundial en la producción y el mercadeo de la cannabis [marihuana]”. Si los empresarios mexicanos juegan con esto de la manera correcta, el dinero va a fluir hacia México “a montones”, dijo el malandrín de Nadelmann, quien también señaló que él considera que “todas las drogas pueden ser fantásticas”.

La “cumbre” reunió como invitados a una serie de narcos dueños de fondos buitre de Canadá y de Estados Unidos (por ejemplo, la “reina de la cannabis” Cheryl Shuman, presidente del Club de Cannabis en Beverly). Su plan es legalizar las drogas en toda Norteamérica. Nadelmann informó que la Drug Policy Alliance de Soros ha venido organizando giras para “empresarios” mexicanos para ver de primera mano cómo “funciona” la legalización en los estados de Colorado y Washington, mientras que Fox le está diciendo a los mexicanos que Canadá avanza rápidamente con el propósito de eliminar la prohibición de la marihuana, así que México no se debe “quedar rezagado”.