Un estudio muestra como China está ayudando a transformar a África en una “potencia manufacturera global”

7 de junio de 2018

7 de junio de 2018 — China está ayudando a transformar a África en una “potencia manufacturera global”, señala la investigadora Irene Yuan Sun, en su estudio de noviembre de 2017, La próxima factoría del mundo: Cómo la inversión china está remodelando África, del cual publicó una reseña la agencia noticiosa rusa Sputnik.

Sputnik se refiere también al estudio del Consejo Ruso de Asuntos Internacionales (CRAI), el cual aporta datos muy interesantes sobre el papel de China en África, entre los cuales destaca que en el año 2000, el total del intercambio entre China y los Estados africanos sumaba unos $10 mil millones de dólares, pero ya en 2014 China se había convertido en el principal socio comercial de África, con una suma total de $220 mil millones de dólares.

En 2017 China proporcionó préstamos a países africanos por más de $100 mil millones de dólares, principalmente a Egipto, Argelia, Sudáfrica, Etiopía, la República Democrática del Congo, Zambia, Angola, Marruecos, Níger, Camerún y Chad.

El Fondo de Desarrollo China-África, conocido como el Fondo CAD (por sus siglas en inglés), que fue creado y financiado por el Banco de Desarrollo de China, entidad del Estado chino que comenzó operaciones en 2007, ha llevado a cabo inversiones directas en África a través de proyectos cofinanciados por compañías chinas y de otros países en el continente africano. El Fondo CAD proporciona un tercio del financiamiento requerido para un proyecto, y actúa como inversionista pasivo. Lleva invertidos unos $3,200 millones en 91 proyectos en 36 naciones africanas.

La producción relacionada a los proyectos que ha respaldado el Fondo CAD cuenta entre sus totales la producción anual de 11,000 camiones en 2017, 300,000 aparatos de aire acondicionado, 540,000 refrigeradores, 390,000 televisores, y 1.6 millones de toneladas de cemento.

El Fondo CAD invierte en proyectos de energía e infraestructura, producción industrial, extracción y procesamiento de recursos naturales y en proyectos agrícolas.

En la última década, China participó en la construcción de más de 100 zonas industriales, de las cuales el 40% ya está funcionando; han construido 5,756 kms de vías ferroviarias; 4,335 km de carreteras; 9 puertos; 14 aeropuertos; 34 plantas de energía eléctrica, así como 10 plantas hidroeléctricas grandes y unas 1,000 pequeñas, es el total hasta fines de 2016 de los proyectos en los que participó el Fondo CAD.