Cumbre entre Trump y Kim en Singapur puso a andar esfuerzos integracionistas más amplios en la región

15 de junio de 2018

15 de junio del 2018 — La cumbre entre los Presidentes Donald Trump y Kim Jong-un, el 12 de junio en Singapur, le ha dado un fuerte impulso a las naciones más importantes de la región para ayudar en la integración de Corea del Norte y a poner fin al origen de la Guerra Fría. El jueves 14, funcionarios japoneses y norcoreanos se reunieron informalmente mientras asistían a una conferencia internacional en Ulaanbaatar, Mongolia, dijo una fuente gubernamental japonesa, según informó Kyodo News

Ha trascendido que el gobierno japonés trata de organizar una reunión de alto nivel entre el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, y el mandatario de Corea del Norte, Kim Jong-un, informó Yomiuri Shimbun. “Uno de los posibles lugares para las pláticas es la ciudad rusa de Vladivostok, si es que el líder de Corea del Norte decide asistir al Foro Económico Oriental que se realizará allá a mediados de septiembre”, informó RT.

La probabilidad de que tal reunión se lleve a cabo aumentó significativamente desde que el Presidente de Rusia, Vladimir Putin, se reunió en Moscú este jueves 14 con Kim Yong Nam, Presidente de la Asamblea Suprema del Pueblo de Corea del Norte, informó AP. Kim Yong Nam además le dio una carta de parte del Presidente Kim Jong-un para el Presidente Putin.

Según Yomiuri Shimbun, otra posibilidad que se maneja es que Abe viaje directamente a Pyongyang. “Aunque los dos países han estado en contacto varias veces en los meses recientes para negociar una posible reunión entre los dos líderes, es posible que se necesite un encuentro cara a cara para que Tokio respalde plenamente el acuerdo de desnuclearización, que fue acordado entre Donald Trump y Kim Jong-un en Singapur esta semana”.