Temores de que Trump ayude a la desintegración de la OTAN

23 de junio de 2018

23 de junio del 2018 — Los temores de que el Presidente de Estados Unidos (EUA), Donald Trump, repita el enfrentamiento que tuvo con los líderes europeos en la cumbre del G7, cuando se realice la cumbre de la OTAN el mes que viene, alimenta muchas dudas sobre el futuro mismo de la OTAN, según informa un angustiado informe que publicó el periódico londinense The Guardian. “Por inconcebible que parezca todavía a los jefes militares de Europa y Estados Unidos que han trabajado juntos por décadas, la desintegración de la OTAN está en el aire: que Trump pueda simplemente salirse y llevarse consigo a Estados Unidos”, comentó The Guardian.

El informe de The Guardian se publicó luego de un discurso que dio Jens Stoltenberg, secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), en Lancaster House, en Londres el 21 de junio, en el cual hizo lo que pudo para convencer a su público, formado mayormente de diplomáticos del Ministerio de Relaciones Exteriores y de la Mancomunidad de Naciones, miembros del parlamento del Reino Unido y altos jefes militares, que la OTAN sobrevivirá a la última ronda de tensiones entre sus miembros, no solo respecto a Trump, sino también con respecto a los conflictos, el comercio y otras cuestiones de discrepancia. Stoltenberg admitió que en efecto “no está escrito en piedra que la alianza transatlántica [como lo expresara la OTAN] va a sobrevivir eternamente”, dadas las disputas que la dividen ahora, una de las cuales es la perspectiva de una reunión cumbre entre Trump y el Presidente Vladimir Putin de Rusia.

Por lo demás, el discurso de Stoltenberg fue un revoltijo de los mismos argumentos desgastados sobre la necesidad de la unidad transatlántica ante una Rusia “agresiva”, que él ha estado repitiendo al menos por dos años. “Así que, mi mensaje es que hay discrepancias verdaderas entre los aliados de la OTAN sobre cuestiones serias, sobre comercio, sobre el medio ambiente, sobre el acuerdo nuclear con Irán y sobre muchas otras cosas. Y asumo con toda seriedad eso”, dijo respondiendo a una pregunta. Sin embargo, “mi mensaje también es que hemos visto que hemos podido superar ese tipo de diferencias antes”.

En cuanto a la perspectiva de una reunión entre el Presidente Donald Trump y Putin, Stoltengberg puso una cara dura y declaró que eso no sería ningún problema. “Reunirse con el Presidente Putin de ninguna manera contradice la política de la OTAN, porque la OTAN está a favor del diálogo con Rusia. Y si se quiere dialogar, se tiene que dialogar con los líderes políticos”, dijo con una expresión de tranquilidad forzada, y agregó que varios miembros de la OTAN se han reunido con Putin, y que él mismo se reunió con el Ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov. Luego, con la mayor hipocresía que pudo mostrar, dijo que “el mensaje de la OTAN es que no queremos una nueva Guerra Fría no queremos una nueva carrera armamentista, y no queremos aislar a Rusia. Queremos hablar con Rusia”.