Un importante giro en los acontecimientos en el sur de Siria

25 de junio de 2018

25 de junio de 2018 — Por lo visto, la embajadora de Estados Unidos ante la ONU no está trazando la política estadounidense en Siria. El 22 de junio había declarado que se debería hacer responsable a Rusia por transgredir la zona de distensión sureña, pero ahora trascendió que los aviones rusos se unieron a la batalla que tiene en la zona el Ejército Árabe Sirio la noche del sábado 23. Al mismo tiempo, el gobierno de Estados Unidos le notificó a los grupos rebeldes del sur de Siria, a través de una carta enviada por la agencia Reuters, que no esperen ninguna intervención militar en su apoyo. Esto motivó aparentemente que más unidades del Ejército Sirio Libre (ESL) se pusieran del lado de las fuerzas armadas del gobierno de Assad, el Ejército Árabe Sirio, en contra de al-Qaeda y de Hayt Tahrir al-Sham (HTS). Como se había informado previamente, incluso por funcionarios israelíes, las milicias respaldadas por Irán no están operando en la zona del sur de Siria.

¿Se coordinaron las acciones de Rusia y Estados Unidos? Parece ser que, a pesar de las amenazas de la Haley, el gobierno de Trump está apoyando realmente la estrategia siria de presionar a los elementos yihadistas que no cambien de bando, que se rindan y evacuen la zona.

La noticia la dio primero Al Masdar News el domingo 24 muy temprano, de que la aviación rusa se había unido a la campaña el sábado. Una fuente militar dijo que la aviación rusa lanzó unos 20 ataques aéreos en la parte noreste de Dara’a, empezando desde las 23:00 horas del sábado 23 (hora local), pero que la mayor parte de los ataques cayeron en el pueblo de Busra Al-Harir, que divide en dos prácticamente la zona en manos de los yihadistas. En un lapso de 40 minutos, el número de ataques aéreos llegó a 30. Según los informes de Reuters, las fuerzas del gobierno sirio habían utilizado hasta ahora la artillería pesada y cohetes en este asalto, pero es la primera vez que se despliegan los aviones rusos en esta campaña.

El Ministerio de Defensa ruso emitió una declaración el domingo a mediodía (hora de Moscú) en donde informó que elementos del ESL en 11 asentamientos se habían unido al ejército sirio para combatir contra el Estado Islámico (EI, EIIS) y contra el Jabhat al Nusra, ligado a al-Qaeda. “Al terminar el 23 de junio, estos asentamientos se encontraban totalmente bajo control de las legítimas autoridades sirias”, informó el Centro para la Reconciliación. Un día antes, el ejército sirio y el ESL habían repelido conjuntamente un ataque de más de 1,000 elementos terroristas del Frente al-Nusra, en la zona de distensión del sur de Siria, informó la cadena noticiosa rusa Sputnik.

El mensaje que envió Estados Unidos a los jefes de los grupos del ESL, dice según Reuters: “No deberán basar sus decisiones sobre el supuesto o expectativa de una intervención militar nuestra”. El mensaje les deja a ellos solos tomar la decisión correcta sobre cómo enfrentar la campaña militar del Ejército Árabe Sirio, en base a lo que ellos consideren mejor para su pueblo y para ellos mismos.

Es posible que los acontecimientos sucedidos en el oriente de Guta, en Alepo y en otas zonas, se verá muy pronto aquí también, en donde algunos de los llamados “luchadores rebeldes” dejarán sus armas y fijen su situación con el gobierno; otros serán evacuados a Idlib; y los que se rehúsen, más probablemente los elementos del EIIS, serán acabados.

La agencia iraní Fars News, informó el 23 de junio de fuentes locales que los avances rápidos del Ejército en la provincia de Dara’a resultó en que algunos grupos jihadistas dejaran sus armas en las villas y poblados de la región de al-Lajah (lo cual el informe de Al Masdar News califica de uno de los objetivos principales del ataque del gobierno sirio) e hicieron un llamado por la implementación del plan de reconciliación.