Dos líderes africanos que respaldan la Iniciativa de la Franja y la Ruta se salvaron de ser asesinados el 23 de junio

26 de junio de 2018

25 de junio del 2018 — El sábado 23 de junio sucedieron dos intentos de asesinato contra dos líderes de países africanos que respaldan a China, y que apoyan la Iniciativa de la Franja y la Ruta, sucedieron el 23 de junio.

Helga Zepp-LaRouche, fundadora del Instituto Schiller, propuso en una declaración que emitió el 15 de junio que la Unión Europea invite a estos líderes a su cumbre del 28 y el 29 de junio, y aborden la cuestión de cooperar con China para desarrollas a África, cosa que China está haciendo por su cuenta.

Abiy Ahmed, primer ministro de Etiopía, quien ocupa este cargo solo desde el mes de abril, acababa de dar su primer discurso público en Addís Abeba, capital y ciudad más poblada de Etiopía, ante un grupo de personas congregadas en una “enorme y entusiasta” manifestación, según la prensa occidental, cuando una explotó una granada cerca del estrado que mató a una persona e hirió gravemente a otras ocho. Hubo docenas de heridos de menor gravedad. Hasta ahora, el gobierno de Etiopía ha informado de seis personas que se sospecha estuvieron involucradas en el atentado y que están detenidos; pero además, el subcomisario de Policía de Addís Abeba y otros 8 funcionarios de policía fueron arrestados por incumplimiento del deber.

El primer ministro Ahmed no solo está continuando el desarrollo de muchos proyectos de infraestructura cruciales en el país, el cual tiene un crecimiento económico acelerado; también está promoviendo un proceso de reconciliación con Eritrea, luego de décadas de conflicto, y un acuerdo de los conflictos sobre agua entre Etiopía y Egipto en torno a la gran Presa del Renacimiento de Etiopía, en el río Nilo, que está a punto de ser terminada.

Emmerson Mnangagwa, nuevo Presidente de Zimbabwe, quien sustituyó a Robert Mugabe el año pasado luego de que los militares lo derrocaron, asumió la dirección de su gobierno con una visita de alto perfil a China, y está supervisando el desarrollo de la cooperación en los proyectos ferroviarios y de electricidad con China, para congoja del imperio británico y de la oposición, en Zimbabwe, respaldada por los británicos. El 23 de junio, Mnangagwa habló en una gran manifestación electoral de la Unión Nacional Africana de Zimbabwe - Frente Patriótico (ZANU-PF) en Bulawayo, segunda mayor ciudad de Zimbabwe luego de su capital, y escapó de milagro a una explosión en el lado derecho del estrado, cuando se retiraba de este al finalizar su discurso en el Estadio de White City. El vicepresidente Kembo Mohadi, y Mary Chiwengo, esposa del vicepresidente Constantino Chiwengo se encuentran entre las personas heridas, que fueron un total de 49; no se informó de ninguna muerte. Hay programadas elecciones Presidenciales para el 30 de julio.

El periódico oficial The Herald de Zimbabwe, dijo que la explosión fue un atentado contra la vida de Mnangagwa. Mnangagwa declaró que el ataque fue perpetrado por los mismos “enemigos mortales” que trataron de envenenarlo el año pasado antes de que Mugabe lo despidiera y escapó a Sudáfrica para proteger su vida.