Se sigue extendiendo el dividendo de la paz de Trump y Kim

26 de junio de 2018

26 de junio del 2018 — Después de que Trump cancelara los ejercicios militares en la costa de Corea del Norte por “provocadores”, el gobierno de Corea del Norte de Kim Jong-un, anunció que cancelará una de sus manifestaciones contra Estados Unidos, la celebración anual del “Día de la Victoria en la Gran Guerra Patriótica de Liberación”, en que conmemoran la victoria de la guerra coreana.

Una celebración que está muy cerca de la identidad de los norcoreanos tanto como la celebración del 4 de julio está cerca de la identidad de los estadounidenses, esta celebración de hecho se lleva a cabo en todo un mes de actos nacionalistas, dado que la guerra coreana comenzó el 25 de junio de 1950 y terminó el 27 de julio de 1953. Como lo describiera la agencia de noticias Associated Press (AP) el lunes 25, “Con el puño cerrado, banderas hondeando y enorme cantidad de personas gritando consignas, los residentes de Pyongyang normalmente se reúnen cada año para una manifestación con la que dan inicio a un mes de actos contra Estados Unidos enfocados en la guerra coreana y diseñados para fortalecer el nacionalismo y la unidad”. Se dice que el desfile del año pasado reunió alrededor de 100,000 personas en la plaza de Kim Il Sung.

Asimismo, señala AP, “es evidente” que Corea del Norte “ha puesto una pausa a su retórica en contra de Washington”, tanto antes como después de la cumbre del 12 de junio, con un “documental de 42 minutos con noticias especiales” sobre el evento, que comenzaron a transmitir inmediatamente luego de que Kim regresó de Singapur. Por encima del mensaje del Nuevo Paradigma, señalan, “es muy posible además que el programa sea la primera vez que hayan visto cómo se ve Trump”.

Además de Corea del Norte, la agencia United Press International (UPI) informó el lunes 25 que Japón “confirmó el viernes que cancelará los simulacros de evacuación de civiles por posibles misiles”, afirmó Yoshihide Suga, Secretario General del Gabinete de Tokio, argumentando que con el enfriamiento de las tensiones, ya no es necesario hacer los simulacros. “La situación gravísima sobre la garantía de seguridad para Japón se ha visto aliviada por la cumbre entre Estados Unidos y Corea del Norte”, afirmó Suga. “Por el momento vamos a detener cinco tipos de simulacros de evacuación para civiles en las prefecturas de Tochigi y Kagawa”.