Equipo de López Obrador coloca proyectos ferroviarios claves en su programa para México

14 de julio de 2018

13 de julio de 2018 –- El plan nacional ferroviario del Presidente electo de México, Manuel López Obrador, incluye el ferrocarril de alta velocidad que irá de la Ciudad de México a Querétaro, el cual es clave para integrar la zona industrial del centro del país, le dijo su candidato a la Secretaría de Transporte y Comunicaciones (STC), Ing. Javier Jiménez Espriú, al periódico El Financiero, que lo informó ayer. El gobierno saliente de Peña Nieto había firmado un contrato con la compañía China Railway para construir dicha línea ferroviaria entre Ciudad de México y Querétaro propuesto en el 2014, pero fue cancelado por temor a las represalias de parte de la Casa Blanca de Obama y de la corona británica.

Otra prioridad, dijo Jiménez, es modernizar la conexión de tren que hay entre los puertos mexicanos de Salina Cruz en el Golfo de México y Coatzacoalcos en el Pacífico, atravesando el angosto Istmo de Tehuantepec. Este fue uno de los proyectos claves para el desarrollo regional que era la propuesta del gobierno del Presidente de México, José López Portillo (1976-1982) y que el movimiento de Lyndon LaRouche ha propuesto por décadas.

“Nuestra idea es definir una Red Nacional de Ferrocarril, esa red tiene diferentes tramos importantes y dentro de ella definiremos cuáles son los tramos de más urgente atención, tanto por la repercusión que tiene a nivel social como económico, porque esos tramos detonarán proyectos de desarrollo regional”, dijo en entrevista con El Financiero.

Además de estas dos líneas claves, Jiménez habló de un tren de pasajeros de Cancún a otras ciudades claves en la zona turística Maya de México, y comenzar la construcción de dos rutas que conecten el centro de México con la frontera de Estados Unidos, desde Guadalajara en Jalisco, hasta Tijuana en Baja California, y desde Querétaro en el estado de Querétaro, hasta Nuevo Laredo en Tamaulipas.

Los puertos, aeropuertos, y autopistas relacionadas con las líneas ferroviarias que se están considerando se van a modernizar o a construir nuevas, afirmó.

La nota no informa que Jiménez haya mencionado a China en sus entrevistas, pero un asesor económico de López Obrador, Gerardo Esquivel, si lo mencionó. El 6 de julio Esquivel le dijo a El Financiero que el nuevo Presidente tiene la intención de anunciar el proyecto del Corredor Transístmico de Tehuantepec “el primer día de su gobierno”. Esquivel señaló que China es una posible fuente de financiamiento para este proyecto, puesto que están invirtiendo en corredores de comercio en 65 países en su Iniciativa de la Franja y la Ruta. “Es el tipo de proyecto en el que China seguramente querrá invertir, porque son proyectos de infraestructura a largo plazo con rendimientos claramente positivos”, dice Esquivel.

Los comentarios que se han publicado en la prensa mexicana donde se sugiere la posibilidad de que México mire a China para tener mayor influencia en las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) con el gobierno de Trump, o para contrarrestar la propuesta estadounidense, manifiestan que no comprenden de qué se trata. Tales proyectos son exactamente el tipo de iniciativas en las que Estados Unidos y China deben cooperar, llevando así la Iniciativa de la Franja y la Ruta a todas las Américas para transformar así las plataformas económicas de todo el hemisferio.