Palabras del Presidente Putin en la rueda de prensa en Helsinki

19 de julio de 2018

17 de julio de 2018 – Los que siguen son extractos de la declaración introductoria del Presidente de Rusia, Vladimir Putin, en la rueda de prensa conjunta con el Presidente Donald Trump, en Helsinki, Finlandia el lunes 16 de julio de 2018.

Creo que lo podemos calificar de un éxito y de una ronda de negociaciones muy fructífera. Analizamos cuidadosamente el estatus actual, el presente y el futuro de las relaciones entre Rusia y Estados Unidos, cuestiones fundamentales de la agenda global. Es bastante claro para todos que la relación bilateral pasan por una fase complicada y no obstante esos impedimentos, como la tensión actual, la atmósfera tensa, en esencia no tienen ningún fundamento sólido. La Guerra Fría es una cosa del pasado. La era de la confrontación ideológica aguda de los dos países es cosa del pasado remoto, es un vestigio del pasado...

Hoy tanto Rusia como Estados Unidos enfrentan todo un nuevo conjunto de desafíos. Entre ellos se cuenta el peligroso desajuste de los mecanismos para mantener la seguridad ya la estabilidad internacional, crisis regionales, las amenazas arteras del terrorismo y de la delincuencia internacional, los problemas en aumento de la economía, los riesgos ambientales y otros tipos de problemas.

Solo podemos hace frente a esos desafíos si juntamos filas y trabajamos juntos, y ojala que alcancemos este entendimiento con nuestros socios estadounidenses...

Como grandes potencias nucleares, tenemos una responsabilidad especial para el mantenimiento de la seguridad internacional.... Le hemos presentado a nuestros colegas estadounidenses una nota con varias sugerencias específicas.

Creemos que es necesario trabajar juntos más todavía, para interactuar en la agenda del desarme, de la cooperación militar y técnica. Esto abarca la extensión del Tratado de Limitación de Armas Estratégicas Ofensivas. Con el sistema de defensa antimisiles estadounidense hay una situación peligrosa, tiene que ver con problemas de implementación del Tratado INF. Y por supuesto, la agenda de no colocar armas en el espacio.

Nosotros favorecemos la cooperación sistemática en la lucha contra el terrorismo y para mantener la seguridad en el espacio cibernético.

Y me gustaría señalar en específico que nuestros servicios especiales están cooperando juntos con bastante éxito...

Yo le recordé al Presidente Trump sobre esta sugerencia para restablecer el grupo de trabajo contra el terrorismo.

También mencionamos una cantidad de crisis regionales. No es siempre que nuestras posturas encajan exactamente, y no obstante abundan los casos en que los intereses son comunes. Tenemos que buscar los puntos de contacto e interactuar más de cerca en una variedad de foros internacionales.

Claramente, mencionamos las crisis regionales, por ejemplo Siria. En cuanto a Siria, la tarea de establecer la paz y la reconciliación en este país podría ser el primera caso ejemplar de este trabajo conjunto exitoso...

Las fuerzas armadas rusas y estadounidenses han adquirido una experiencia muy útil de coordinación de sus acciones, y se establecieron los canales operativos de comunicación que permiten evitar incidentes peligrosos y colisiones accidentales sin intención en el aire y en la tierra.

También para aplastar el terrorismo en el sudoeste de Siria. Se debe de llevar la situación en el sur de Siria a que cumpla plenamente con el Tratado de 1974, sobre la separación de fuerzas, la separación de fuerzas de Israel y de Siria. Esto llevará la paz en las Alturas del Golán y acarreará una relación más pacífica entre Siria e Israel, y también proporcionará seguridad al Estado de Israel...

Nos da gusto de que se está empezando a resolver la cuestión de la península coreana. En gran medida esto fue posible gracias a la participación personal del Presidente Trump, quién optó por el diálogo en vez de la confrontación.

También mencionamos nuestra preocupación sobre el retiro de Estados Unidos del JCPOA [Acuerdo con Irán]. Bueno, Estados Unidos, es decir, nuestros homólogos estadounidenses conocen nuestra postura...

Hablamos sobre la crisis interna de Ucrania, y le pusimos atención especial a la implementación de buena fe de los Acuerdos de Minsk por parte de Kiev. Al mismo tiempo, Estados Unidos podría ser más decisivo para animar a la dirigencia ucraniana y alentarla para que trabaje más activamente en esto...

La delegación estadounidense fue una de las más grandes en el Foro Económico de San Petersburgo. Participaron más de 500 representantes de empresas estadounidenses. Coincidimos, el Presidente Trump y yo, acordamos crear un grupo de trabajo de alto nivel que se encargue de reunir a los capitanes de las empresas rusas y estadounidenses. Después de todo, los empresarios y hombres de negocio saben mejor como articular esta cooperación empresarial. Vamos a dejar que ellos piensen y hagan sus propuestas y sugerencias en este sentido.

Una vez más, el Presidente Trump mencionó la cuestión de la dizque interferencia de Rusia en las elecciones estadounidenses, y yo tuve que reiterar lo que he dicho ya varias veces, y también en nuestros contactos personales, que el Estado ruso nunca ha interferido y no va a interferir en los asuntos internos de Estados Unidos, incluyendo su proceso electoral.

Cualquier material específico, si es que llega a plantearse, estamos listos a analizarlo juntos. Por ejemplo, podemos analizarlo a través del grupo de trabajo conjunto sobre seguridad cibernética, cuyo establecimiento discutimos durante nuestros contactos anteriores...

Una idea es la de crear un consejo de expertos con científicos políticos, diplomáticos prominentes y militares expertos retirados de ambos países, que se encargarían de buscar puntos de contacto entre los dos países, que buscarían la manera de poner la relación en una trayectoria ascendente.

En general, estamos contentos con el resultado de nuestra primera reunión plena porque antes solo tuvimos oportunidad de hablar brevemente en los foros internacionales... Claramente, quedan algunas dificultades pendientes en donde no pudimos cubrir todas las tareas pendientes, pero pienso que dimos el primer paso importante en esa dirección.