Presidente electo de México a Trump: hagamos un nuevo TLCAN con un fondo de desarrollo

25 de julio de 2018

24 de julio del 2018 –- El Presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, le envió el pasado 123 de julio una carta al Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a través del Secretario de Estado de EU, Mike Pompeo, con quien se reunió en esa fecha. En la carta, el Presidente electo de México propone una negociación acelerada sobre una nuevo acuerdo del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y se centra en la emisión de crédito para combatir la pobreza y la construcción de infraestructura. La carta está disponible ahora en el sitio electrónico del dirigente político mexicano (conocido más ampliamente como “AMLO” por las iniciales de su nombre).

La carta ya había sido dada a conocer por Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores designado por AMLO, quien la leyó en voz alta a la prensa el 22 de julio. Plantea que los gobiernos de Estados Unidos y México deben trabajar juntos en asuntos del comercio, la inmigración, el desarrollo, y la seguridad. Un aspecto de la carta particularmente interesante es el acento que pone AMLO al final de la misma, en que dice “En cuanto a lo político, me anima el hecho de que ambos sabemos cumplir lo que decimos y hemos enfrentado la adversidad con éxito. Conseguimos poner a nuestros votantes y ciudadanos al centro y desplazar al establishment o régimen predominante”.

AMLO propone la creación de un nuevo TLCAN, cosa que Trump también ha sugerido, y que podría acordarse para finales de agosto.

“Pienso que el prolongar la incertidumbre podría frenar inversiones a mediano y largo plazo, lo cual evidentemente dificulta el crecimiento económico en México y, por ende, la estrategia del gobierno que habré de encabezar, que busca generar empleos y mejores condiciones de vida para todos los mexicanos. En este punto le propongo reanudar las negociaciones con la participación de los representantes de México, Canadá y Estados Unidos”, escribió López Obrador. Agrega que sus representantes se han integrado al equipo de negociación del actual Presidente de México, Enrique Peña Nieto.

La carta también plantea que Estados Unidos trabaje con los gobiernos de México y de Centroamérica en un plan de desarrollo, a fin de abordar las causas de raíz de la migración, y propone enfrentar la pobreza y la violencia que es lo que en primer lugar obliga a la gente a emigrar, y crear empleos al tiempo que se fortalecen las fronteras. Anunció que México va a establecer una zona de libre comercio a todo lo largo de la frontera entre México y Estados Unidos, y en el corredor ferroviario que atravesará el Istmo de Tehuantepec, como parte de su estrategia para crear empleos. Con este y otros proyectos ferroviarios y de infraestructura, “la construcción de estas obras y las fábricas que se instalen generarían un importante número de empleos y se evitaría, con ello, que los jóvenes de la región sigan emigrando hacia el norte en busca de trabajo”. De manera más general, explica que, “al mismo tiempo, cada gobierno, desde Panamá hasta el Río Bravo [Río Grande], trabajaría para hacer económicamente innecesaria la migración de sus ciudadanos y cuidar sus fronteras para evitar el tránsito ilegal de mercancías, armas y tráficos de drogas, lo cual, consideraremos, sería la forma más humana y eficaz de garantizar la paz, la tranquilidad y la seguridad de nuestros pueblos y naciones”. Sugiere la creación de un fondo que ayude a desarrollar la región.

Ebrard dijo que se espera una pronta respuesta de parte de Trump. Trump y AMLO ya habían hablado del tema de un fondo para desarrollar grandes proyectos de infraestructura al sur de la frontera, en parte para luchar en contra de la pobreza y mitigar la inmigración a Estados Unidos, en dos llamadas telefónicas que ocurrieron inmediatamente después de las elecciones mexicanas del 1 de julio.