Lo principal

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

BRICS: La creación de un Nuevo Paradigma para el desarrollo mundial. ¿Se unirá occidente?

26 de julio de 2018
brics-2018-1.jpg
Foto oficial de la 10a Cumbre del BRICS, en Johannesburg, Sudáfrica, 26 de julio de 2018. (Foto: DIRCO ZA / Flickr).

26 de julio de 2018 — Una manifestación del acelerado surgimiento de un nuevo orden mundial se puede observar en Sudáfrica en estos momentos, en donde los dirigentes de las naciones del BRICS (Rusia, China, India, Sudáfrica y Brasil) llevan a cabo su décima cumbre anual que se inició ayer en Johannesburgo, y continuará hasta mañana. En esta ocasión asisten también como invitados los jefes de Estado de Indonesia, Turquía, Argentina y de varias naciones de África, como parte del “BRICS más”. Posteriormente, los dirigentes africanos asistirán a la Cumbre de la Extensión del BRICS a África.

Kesha Rogers, la candidata independiente al Congreso por el 9º Distrito de Houston, Texas, apoyada por LaRouchePAC, comentó ayer que hay enormes similitudes entre los desafíos económicos que enfrenta África —lo cual es el tema principal del programa de la cumbre del BRICS— y los que enfrenta Houston, Texas y la mayor parte de Estados Unidos. A pesar de la enorme diferencia entre el desarrollo histórico de la economía de Estados Unidos y la carencia histórica de desarrollo en África, el hecho es que Houston quedó devastada por el huracán Harvey en agosto de 2017, debido principalmente a la grave falta de infraestructura para hacer frente a las tormentas inevitables que golpean a la región periódicamente. Más allá de eso, explicó Rogers, la mayor parte del daño ocasionado por la tormenta no se ha reparado todavía, y la urgente necesidad de construir la nueva infraestructura para enfrentar la próxima temporada de huracanes que ya se acercan, sigue siendo a lo sumo ideas en el papel. Rogers está haciendo un llamado a los estadounidenses, en especial a los afroamericanos en todo el país, a que se le unan para exigir que Estados Unidos aprenda del modelo del enfoque del BRICS para llevar a cabo la transformación de África, mediante grandes proyectos de desarrollo de infraestructura en el espíritu de la Nueva Ruta de la Seda.

El Presidente Trump se ha comprometido a restaurar y ampliar la decadente infraestructura de Estados Unidos. Luego de las cumbres que ha realizado a nombre de la paz durante el último año, con Xi Jinping, Kim Jong-un y Vladimir Putin, existen todas las razones para creer que podría lograr ese objetivo, con el apoyo del pueblo estadounidense, si se une con los países del BRICS, y con las nuevas instituciones financieras como el Nuevo Banco de Desarrollo del BRICS y el Banco Asiático de Inversiones en Infraestructura que inició China, para llevar la Nueva Ruta de la Seda a Estados Unidos. Este proceso le aportaría también a la industria estadounidense nuevas y enormes oportunidades para unirse a China, Japón y otros en el desarrollo explosivo que ahora empieza a transformar África, Iberoamérica y Asia.

Escuchen las palabras de Xi Jinping, ante el Foro Empresarial del BRICS el miércoles 25:

“Debemos buscar la innovación y aprovechar las oportunidades de desarrollo. La ciencia y la tecnología, como fuerzas de producción primarias, han proporcionado un poder inagotable que mueve el progreso de la civilización humana. La humanidad ha dado pasos gigantescos hacia adelante desde que avanzó de la civilización agrícola a la civilización industrial, un proceso que generó enormes ganancias en la productividad social y también grandes malestares. Hoy el mundo ha alcanzado de nuevo una coyuntura histórica crítica. En la nueva ronda de la revolución científica y tecnológica y transformación industrial que se desenvuelve ahora, surgirán de manera inevitable cosas nuevas que ocuparán el lugar de las antiguas. En realidad, será un proceso difícil y doloroso. Pero si los países logran aprovechar las oportunidades que se les presentan, podrán alcanzar un nuevo crecimiento dinámico y le llevarán mejores vidas a sus pueblos.

“De cara a las nuevas oportunidades que trae la nueva ciencia y la tecnología, todos los países tienen el mismo derecho al desarrollo. Los que no se mantengan al día en la tendencia de los tiempos, se quedarán atrás y se volverán irrelevantes. Lo que podemos y debemos hacer es aprovechar las oportunidades, aumentar el empleo de las innovaciones, enfocarnos en la creación de nuevas áreas de crecimiento y reemplazar los antiguos motores de crecimiento por los nuevos.

“Como hogar de más países en desarrollo que cualquier otro continente, África tiene más potencial de desarrollo que cualquier otra región del mundo. Debemos de fortalecer la cooperación con África, apoyar su desarrollo y hacer de la cooperación entre el BRICS y África un modelo para la cooperación Sur-Sur. Debemos de llevar a cabo la cooperación con los países africanos en áreas tales como la reducción de la pobreza, seguridad alimentaria, innovación, desarrollo de infraestructura e industrialización, de modo compatible con sus condiciones nacionales”.

El Instituto Schiller acaba de publicar el nuevo volumen 2 de 440 páginas de su revolucionario Informe Especial de 2014, “La Nueva Ruta de la Seda se vuelve el Puente Terrestre Mundial”. El nuevo informe lleva como subtítulo, “Un futuro compartido para la humanidad”, y cubre los increíbles acontecimientos mundiales de estos últimos cuatro años, y propone un modelo para el desarrollo del mundo y más allá para los próximos cincuenta años, con base en los principios de la economía física desarrollados por Lyndon LaRouche. (Se puede comprar en: https://schillerinstitute.nationbuilder.com/wlb_ii).