El BRICS podría ser un modelo alternativo de desarrollo frente al dominio occidental

29 de julio de 2018

28 de julio de 2018 — Un artículo publicado el miércoles 25 de julio en el portal electrónico del Club de Discusión Valdai, titulado “Los BRICS y el orden mundial”, firmado por Georgy Toloraya, sugiere que el actual grupo del BRICS, más otras naciones que forman parte de la estructura del “BRICS Plus” (que no son miembros oficiales) podrían ofrecer al mundo “un modelo alternativo de desarrollo socioeconómico diferente al de occidente”, el cual se basa en un “mecanismo del mercado liberal o de la obtención de ganancia... que presupone el dominio de Occidente”.

Toloraya es el director ejecutivo del Comité Nacional Ruso para Investigaciones del BRICS. Él refuta el argumento de que el BRICS es solo una “estructura con China en el centro”, que solo se propone fomentar los intereses de China o de su Iniciativa de la Franja y la Ruta. Esas imputaciones, señala, “son argumentos muy ladinos. El factor chino es solo una de las facetas de desarrollo del BRICS”.

En la “turbulenta situación global” de hoy día, explica Toloraya, es especialmente importante que crezca el “común denominador” del BRICS. Porque, en contraste con el G7, por ejemplo, el BRICS expresa una “entrañable unanimidad, que no es fingida. No se trata del motín en el barco, que vemos con el G7 cuando el capitán lleva a una dirección mientras que la tripulación quiere ir a otra”. Para cuando Rusia asuma la presidencia rotativa del grupo en el 2020, señala, el BRICS “podría llegar a ser un centro unido del mundo multipolar... Ahora el BRICS crea su propia estructura de gobernanza global, y debe desarrollarla en esa dirección. Yo no se si eso se puede lograr en el contexto de una creciente neutralización desde el Occidente, pero tenemos que seguir trabajando”.

Debido a que el BRICS es una organización global, concluye Toloraya, “estas cinco potencias ascendentes podrían crear un orden mundial que será más justo y equilibrado de lo que vemos ahora”. Puede ser que no se amplíe todavía, pero “lo que vemos en el formato del BRICS Plus, que involucra a los países más grandes que no son miembros del grupo, pero que muestran interés en él, es un paso significativo hacia el aumento del valor del BRICS y para hacer de esta unión una representación de la mayor parte de la humanidad”. En la víspera de la cumbre de Johannesburgo, señalaba, “el BRICS no es un grupo que está en contra, sino a favor: a favor de condiciones de desarrollo económico justas, a favor del concepto de desarrollo sustentable que tenga como centro a los seres humanos”.