Rusia y China impulsan con fuerza la reconstrucción de Siria, y el retorno de los refugiados

31 de julio de 2018

30 de julio del 2018 — Luego de haber iniciado las pláticas sobre cómo crear las condiciones para que millones de refugiados sirios retornen a su país, ahora Rusia está planteando la cuestión de la reconstrucción económica de un país devastado por la guerra. China también está procurando activamente estos objetivos.

En la reunión del Consejo de Seguridad de las Organización de Naciones Unidas (CSONU) que se llevó a cabo el viernes 27, Dmitry Polyanskiy, embajador adjunto de Rusia ante la ONU, pidió que se acabaran las sanciones unilaterales contra Siria, y dijo que los países no deben vincular las ayudas a las exigencias políticas para cambiar el régimen del Presidente Bashar al Assad, informó AFP. Polyanskiy dijo que la “recuperación de la economía siria” es un “desafío fundamental”, en el cual Siria enfrenta una escasez grave de materiales de construcción, de equipo pesado y de combustible para reconstruir las zonas que fueron destruidas por la guerra. “Sería sensato que todos los socios internacionales se unieran para ayudar en los esfuerzos de la recuperación de Siria, y abstenerse de utilizar condiciones artificiales al momento político”, le dijo Polyanskiy al CSONU.

El embajador de Francia, François Delattre, refutó lo que dijo Polyanskiy, con una formulación sacada directamente del libro de tácticas de la geopolítica británica. Dijo que no se le puede dar ninguna ayuda a Siria para reconstruir sin que antes haya un cambio de régimen, eso quiere decir, que el Presidente Bashar al Assad debe aceptar que haya una transición política que incluiría una nueva constitución y elecciones. Delattre afirmó que Assad se estaba aprovechando de las “victorias sin paz” (ignorando los esfuerzos por la reconstrucción) y que para llegar a un acuerdo final son necesarias las pláticas políticas. “No vamos a participar en la reconstrucción de Siria a menos de que se lleve a efecto una transición política con un proceso constitucional y electoral” que sea conducido de manera sincera y representativa”, dijo Delattre.

Esta semana en Siria, el enviado especial de China para Siria, Xie Xiaoyan, estuvo en ese país y mantuvo intensas pláticas sobre las condiciones para que los refugiados puedan regresar. Habló con el ministro sirio de Relaciones Exteriores y Migración, Walid Muallem, con el viceministro de Relaciones Exteriores, Faisal Mekdad, y con el ministro de la Reconciliación Nacional, Ali Haidar. “Las partes tuvieron un intercambio profundo de sus puntos de vista sobre el problema sirio”, plantea una declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores chino, según informó Sputnik. El viaje sucede luego de las declaraciones dadas por Xie Xiaoyan, sobre el deseo de Pekín a “hacer todo lo que pueda” para contribuir a que los sirios retornen a la normalización de sus vidas, y señaló se va a necesitar cuando menos una ayuda de $260 mil millones de dólares para restaurar este país árabe devastado por la guerra, y que la reconstrucción va a requerir de un esfuerzo combinado de toda la comunidad internacional.

Además, los rusos también están dando otros pasos en relación al regreso de los refugiados sirios. Hace como diez días, el ejército ruso estableció un Centro de Acogida, Asignación y Alojamiento de Refugiados en Damasco. Ellos ahora están proponiendo que el gobierno de Siria establezca un centro de acción para refugiados que sea atendido por funcionarios del gobierno sirio. “Nuestra propuesta fue enviada al gobierno sirio. Ahora se está preparando un decreto del Presidente Bashar Assad, para que se establezca un centro de acción de refugiados. Los ministerios involucrados se están poniendo de acuerdo respecto a sus delegados”, dijo Alexei Posunko, director adjunto del centro ruso.

Mientras tanto, se informa que Egipto contempla unirse a este esfuerzo para lograr el retorno de los refugiados. “Cada vez más socios extranjeros se mostraron dispuestos a formar parte de la operación humanitaria para lograr el retorno de los refugiados a los lugares de su residencia permanente en Siria”, dijo ayer Mikhail Mizintsev, director del Centro Nacional de Gestión de la Defensa de Rusia, según informó TASS. “Así, en la reunión con Mikhail Bogdanov, viceministro de Relaciones Exteriores de Rusia, el 25 de julio, Ihab Nasr, embajador de Egipto en Moscú, dijo que Egipto quiere unirse al proceso de retorno de los refugiados a su país. Nos complace que los egipcios le pongan atención a la operación humanitaria en Siria”, afirmó, y también dijo que espera que en este área la cooperación entre Rusia y Egipto “solo aumente”.