Rechazo en México a la ‘guerra del opio’ de Soros

1 de agosto de 2018

1 de agosto del 2018 — El “NO” del Presidente Trump a la legalización de las drogas debería costarle su puesto a Olga Sánchez Cordero, designada como Secretaria de Gobernación en el gobierno entrante de Manuel López Obrador (AMLO), sugirió una importante red multimedia de apoyo a AMLO, que se dedica a contenidos de análisis y humor político.

Este sitio de noticias por Internet, “El Chapucero”, que jugó un papel destacado para movilizar el respaldo a la candidatura y elección de Andrés Manuel López Obrador, lanzó un ataque a la designada para la Secretaria de Gobernación el 29 de julio, en donde advierte que ella está en peligro de ser reemplazada debido a su planteamiento para legalizar las drogas.

Desde su elección, López Obrador no ha pedido la legalización de las drogas, sin embargo su Secretaria designada si lo ha hecho, “y ya hay alguien que le dijo que NO, y se llama Donald Trump”, dijo el presentador de El Chapucero. Esto es “un NO de Estados Unidos y de Donald Trump” en un momento en que “hay una especie de romance y Luna de Miel entre López Obrador y Trump, y en que está a punto de firmarse el Tratado de Libre Comercio con lo cual se salvaría el peso en este momento”. Y la legalización no es necesaria, “y los mexicanos no estamos exigiendo ahorita la legalización de las drogas”, afirmó enfático El Chapucero.

Sánchez Cordero, una bien acomodada ex miembro de la Suprema Corte de Justicia, además se opuso públicamente a la política planteada por el Presidente entrante de recortarle el salario a todos los funcionarios públicos, al menos en lo que se refiere a los jueces colegas de Sánchez. Esto le suma problemas a Sánchez Cordero, afirmó El Chapucero.

El secretario de gobernación del gobierno saliente de peña Nieto, Miguel Ángel Osorio Chong, el 27 de julio, unió su voz a la de quienes se oponen a Sánchez Cordero y a los llamados de los carteles narcotraficantes para que despenalicen las drogas (tanto la marihuana como la amapola). La legalización no va a reducir la violencia en el país; eso requiere tener una policía bien entrenada y equipada, dijo con firmeza Osorio Chong.

Osorio no pertenece al movimiento de López Obrador (AMLO), pertenece a la facción nacionalista del Partido Revolucionario Institucional (PRI), y lo acaban de nombrar líder de la facción del PRI que en septiembre llegará al Senado cuando el nuevo Congreso inicie sus funciones. Esos son buenos augurios para un Congreso que de otro modo está fracturado, dado que Osorio es conocido como un patriota, y no un político partidista que busca sumar puntos.