Crisis Financiera: ¿De qué se trata toda esa algarabía sobre reanudar la EC?

21 de agosto de 2018

21 de agosto de 2018 — La realidad de la crisis de la deuda corporativa transatlántica, que se asoma detrás de la llamada “crisis en las divisas de los mercados emergentes”, está ocasionando que varios economistas pronostiquen o hagan llamados a que los bancos centrales le pongan fin al “contracción” (de la liquidez que le dan a la banca) y que inicien, de hecho, nuevos programas de “emisión cuantitativa (EC)” de impresión de dinero. La idea no es para ayudar a parar el desplome de muchas de las divisas que se están devaluando, sino más bien para ayudar a los grandes bancos a sortear el shock de la deuda en la crisis que se avecina.

El subsecretario del Gabinete de Italia, Giancalo Giorgetti del partido Lega, en entrevista el lunes, se unió a la demanda del presidente de la Comisión Presupuestal del Congreso, Claudio Borghi, de que el Banco Central Europeo (BCE) continúe con la EC más allá del fin de año, cuando se había anunciado que tentativamente, se iba a parar. Esto con el fin de que el BCE le siga comprando los bonos del gobierno a los grandes bancos italianos y otros, en cuanto se emitan estos bonos, cuyas emisiones van a aumentar debido a los programas de infraestructura necesarios para Italia. De otra manera, las tasas de interés sobre estos bonos, que se han duplicado de abril a la fecha, se van a ir hasta las nubes; a menos que antes de esto se produzca una solución de otro tipo con nuevos arreglos monetarios a nivel internacional.

El analista financiero Steen Jakobson del Banco Saxo publicó una nota, en donde dice que “cada vez más inversionistas creen que estamos al borde de una ‘Crisis Asiática 2.0’ o una crisis de liquidez. Mi pronostico sería:

“1. Un 25% de posibilidades de un incumplimiento de la deuda pública turca en menos de 12 meses...

“2. Un 25% de posibilidades de un retroceso fuerte en la contracción cuantitativa de la Reserva Federal, apoyada por el Banco Central Europeo y los principales bancos centrales. El tiempo para esto sería alrededor del evento en Jackson Hole a fines de agosto”.

Pero el que dio la explicación más clara fue el principal analista financiero del banco Credit Suisse (y antiguo funcionario de la Reserva Federal de Nueva York), Zoltan Pozsar, en entrevista con CNBC. Pozsar dijo que las reservas bancarias de los bancos más importantes, no son aún suficientes frente a crisis financieras en marcha, y esto ¡después de que los Cuatro Grandes bancos centrales imprimieron $14 billones de dólares para que los bancos pudieran tener reservas! Dijo que la Reserva Federal está perdiendo espacio de maniobra para poder reducir aún más su hoja de balance y “bien pudiera iniciar la EC4 en el 2019”.

“Cada centavo de las reservas es una apuesta [es decir, se necesita para respaldar las transacciones especulativas que ya se hicieron-NDR]. Restringir ahora la hoja de balance de aquí en adelante le cortaría directamente la médula de la liquidez al sistema”.