La ONU, la UE y EUA rechazan dar ayuda económica para reconstruir a Siria ya

23 de agosto de 2018

21 de agosto del 2018 — La Organización de Naciones Unidas (ONU), la Unión Europea (UE), y Estados Unidos, se cuentan entre los que se niegan a enviar ningún tipo de ayuda económica para la reconstrucción de Siria, incluso cuando el número de sirios que está regresando es cada vez mayor, y ya comenzó la reconstrucción en Aleppo, la capital industrial de Siria, y en otros lados.

El 20 de agosto, Sergey Lavrov, ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, le dijo a Gebran Bassil, ministro de Relaciones Exteriores del Líbano, quien estaba de visita en Moscú, que “en octubre del año pasado, el Departamento de Asuntos Políticos de la Secretaría de la ONU emitió y divulgó en todo el sistema de las Naciones Unidas, una directiva secreta para prohibir a sus organismos participar en proyectos de reconstrucción de la economía siria. ‘Solo se puede enviar ayuda humanitaria y nada más’ ”, informó Lavrov.

Asimismo, Lavrov dijo en esa misma reunión con Bassil, que “Estados Unidos está tratando de reducir artificialmente el proceso de retorno de los refugiados sirios, al negarse a participar en la restauración de la infraestructura en Siria. Hace unos días, se llevó a cabo en Washington una reunión entre Staffan de Mistura [enviado especial de la ONU a Siria] y Mike Pompeo [secretario de Estado de Estados Unidos], y el Departamento de Estado utilizó la frase de que es prematuro, incluso discutir la restauración de Siria, en la declaración que siguió a la reunión”, informó Sputnik.

Executive Intelligence Review (EIR) de Lyndon LaRouche inmediatamente por correo electrónico le preguntó al vocero de las Naciones Unidas sobre su Departamento de Asuntos Políticos, “¿Publicó y difundió realmente el Departamento de Asuntos Políticos de la Secretaría de la ONU una directiva secreta en octubre del 2017 que prohíbe a organizaciones tomar parte en cualquier proyecto de restauración de la economía?” como se ha especificado, y que ¿“solo se puede enviar ayuda humanitaria y nada más”?.

Eri Kaneko, vocero asociado de las Naciones Unidas para el secretario general, respondió a la EIR el martes 21 a las 20:00 horas con un correo electrónico: “Ni el Departamento de Asuntos Políticos de la Secretaría de la ONU, ni ninguna otra entidad de la ONU emitió ninguna ‘directiva secreta’. Hay políticas y disposiciones internas de la ONU formuladas por medio de procesos consultivos que son compartidos por el sistema de la ONU para asegurar que el respaldo y la ayuda le sea dada a aquellos que la necesitan en todas las zonas de Siria... Una solución duradera al conflicto en Siria solo se puede alcanzar bajo la base de un proceso político y la ONU continua esforzándose para hacer que este proceso político avance”. El podía haber agregado, “en la dirección que prefiera el imperio británico”, pero la dejó hasta ahí.

Este intento para bloquear la recuperación económica de Siria se mostró de nuevo en la declaración que dio David Satterfield, del Departamento de Estados de EU, quien dijo en un informe que dio el 17 de agosto: “Hemos sido muy claros, tan claros como se puede ser, con el gobierno ruso, de que no va a haber asistencia internacional para la reconstrucción de Siria sin que el proceso político sea validado por la ONU”.

Federica Mogherini, vicepresidente de la Comunidad Europea y representante de política de relaciones exteriores y seguridad, respondió el 14 de agosto a una pregunta del Parlamento de la UE, que “la Comisión Europea no se ha comprometido en el esfuerzo de reconstrucción de Siria”.

En las conclusiones que se adoptaron en el Consejo de Relaciones Exteriores del 16 de abril del 2018, la UE reiteró que estaría lista para ayudar en la reconstrucción de Siria pero solo cuando esté avanzando de manera firme una transición política integral, genuina e inclusiva, que los partidos sirios hayan negociado en el conflicto, sustentado en la Resolución 2254 (2015) del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y en el Comunicado de Ginebra del 2012”.