Revuelo en Rusia por las nuevas sanciones

27 de agosto de 2018

26 de agosto de 2018 — TASS está cubriendo de manera destacada las voces de varios legisladores rusos que han respondido de manera enérgica a la nueva ola de sanciones estadounidenses en contra de Rusia, orquestadas por el imperio británico; voces que coinciden en general con los comentarios previos del ministro de Relaciones Exteriores Sergey Lavrov y otros funcionarios. Por ejemplo, Leonid Slutsky, presidente de la Comisión de Política Exterior de la Duma del Estado, le dijo a los reporteros el 24 de agosto que “Estados Unidos abandonó el formato de las normas legales internacionales y los conceptos comúnmente aceptados como presunción de inocencia o evidencia irrefutable” al anunciar una nueva ronda de sanciones en contra de Rusia. “Simplemente los echaron por el caño. Es terrible, esto parece una pesadilla diabólica”.

Las nuevas sanciones, que entraran en vigor el 27 de agosto, según la publicación oficial en el Registro Federal de EU del 24 de agosto, “le pondrán fin a la ayuda exterior y algunas ventas de armamento y financiamiento a Rusia, así como también se le negará el crédito al país y se prohibirán las exportaciones de bienes y tecnología relacionada con la seguridad”, tales como las llamadas tecnologías de doble uso para las industrias del gas y del petróleo y otras, según la reseña de Reuters. En noventa días entrarán en vigor más sanciones a menos que Rusia dé “garantías confiables” de que no está involucrada en la producción y uso de armas químicas, y entre esas garantías está que permita “inspecciones en el sitio”. Según TASS, “el segundo paquete de restricciones concibe reducir el nivel de las relaciones diplomáticas bilaterales o suspenderlas por completo, una prohibición general a las exportaciones de bienes estadounidenses a Rusia, excepto de alimentos; y una prohibición a las importaciones estadounidenses de bienes rusos, incluyendo petróleo y productos petroleros, negarle permiso a cualquier avión de compañías aéreas controladas por el gobierno ruso a aterrizar en territorio estadounidense y el veto de Washington a todos los préstamos a Moscú de parte de organizaciones financieras internacionales”.

Slutsky atacó las premisas mismas de las nuevas sanciones. “Acusaciones sin base, como las que rodearon el caso Skripal [en el Reino Unido] se consideran suficientes, y aquí tenemos un paquete más de sanciones derivadas del argumento de la serie de ‘altamente probables’... En esencia, nos están diciendo, bueno, ustedes tienen que probar que no tienen cuatro patas”.

Vladimir Gutenev, el Primer Adjunto de la Comisión de Política Económica de la Duma fue más allá, argumentando que Rusia debe tomar represalias “asimétricamente” colocando armas nucleares en terceros países, como lo hace Estados Unidos; y también planteó la idea totalmente incompetente de usar las criptomonedas respaldadas en oro para comprar armas y en las transacciones comerciales. (Entre paréntesis: esta consideración del fraude de las criptomonedas de Londres también se coló en el comunicado final en la última cumbre del BRICS y ciertos círculos dentro de Rusia le están dando credibilidad).

“Yo creo que ahora Rusia tiene que marcar sus propias líneas rojas” dijo Gutenev. Ha llegado el momento de ponderar sobre variantes de respuesta asimétrica a Estados Unidos, que los expertos están sugiriendo ahora y que tienen la intención no solo de contrarrestar sus sanciones sino también de causar algún daño en represalia” afirmó Gutenev.

“No es ningún secreto que se está presionando fuertemente a Rusia y solo va a empeorar... Debemos seguir el consejo de ciertos expertos, quienes dicen que Rusia debería suspender posiblemente la implementación de los tratados de no proliferación de tecnología misilística y seguir también el ejemplo de EU y empezar a desplegar nuestras armas nucleares tácticas en otros países. Es posible que Siria, donde tenemos una base aérea bien protegida, pudiera convertirse en uno de esos países”, agregó Gutenev.

Asimismo, dijo que, en vista de “los intentos estadounidenses para frustrar los acuerdos sobre armamentos y bienes civiles rusos”, Rusia debería “considerar la posibilidad de llevar a cabo transacciones en criptomonedas que estén ligadas al valor del oro. Estoy seguro de que está sería una opción muy interesante para China, India y también para otras naciones”.