¿Son los “viajes espaciales comerciales” la “nueva NASA”?

27 de agosto de 2018

27 de agosto de 2018 — Christian Davenport, un apologista de los vuelos espaciales comerciales y de la privatización de la política federal sobre la misión nacional, publicó un artículo en el Washington Post del domingo 26 titulado “Los agentes de cambio que lanzarán a la NASA tradicionalista al futuro”. Plantea de manera bastante clara lo que está en juego en la política espacial. Califica a la NASA como “adversa a arriesgarse, estancada en las viejas formas de hacer las cosas, obstaculizada por una enorme burocracia de mayores de 60 años que ha sido castigada por dos desastres fatales en transbordadores espaciales”. Davenport dice que la decisión reciente de la NASA de aceptar que SpaceX llevara a cabo un procedimiento de carga de combustible en un cohete, que muchos guardianes de la agencia habían determinado que era demasiado arriesgado, “muestra que está ocurriendo un cambio en la cultura, en tanto que la agencia se asocia con una creciente industria espacial comercial que se empeña en ensanchar las fornteras”.

Correctamente destaca que este “cambio en la cultura” ha sido bipartidista, luego de que el Presidente George W. Bush inició el programa de carga comercial para las entregas a la Estación Espacial Internacional y después Obama amplió las entregas a tripulaciones comerciales, a la vez que canceló el programa Constelación. (Ambos programas financiados con miles de millones de dólares fueron sacados de los presupuestos de la NASA).

Para el proyecto siguiente —el programa “portal lunar” que es pura distracción— Davenport informó entusiasta que la NASA no está “dictando” los requisitos ni los diseños de los componentes, sino que “ha recurrido a la industria para que haga sugerencias”. (¡Imagínense si el programa Apolo se hubiera llevado a cabo con las sugerencias de la industria!).

Davenport es autor del libro The Space Barons: Elon Musk, Jeff Bezos and the Quest To Colonize the Cosmos.

Hace dos semanas, de una manera aún más directa, el subsecretario de la Defensa Patrick Shanahan hizo el repugnante comentario a los reporteros de que “la industria espacial comercial es la nueva NASA”.