Lo principal

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

Al descubierto en la ONU y en el Capitolio la descarada provocación británica en Siria

30 de agosto de 2018
karen_pierce_aug282018.jpg
En primer plano, la actual presidente del Consejo de Seguridad de la ONU, la embajadora británica Karen Pierce. Cada 30 días, el Consejo de Seguridad solicita al Secretario General de la ONU un informe sobre la implementación de las resoluciones por todos los actores en el conflicto en la República Árabe Siria. 28 de agosto de 2018 (Foto: Screengrab / ONU).

30 de agosto de 2018 — La reunión del Consejo de Seguridad de la ONU sobre Siria, el martes 28 de agosto, se convirtió en una plataforma mundial para otra ronda de mentiras del vocero británico, tratando de encubrir su inminente ejecución de una operación de bandera falsa con un ataque de armas químicas en Siria, con el objetivo de crear el pretexto para un ataque masivo de Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña contra Siria. Esta provocación no solo lleva el riesgo de simplemente estropear la posible relación positiva entre Estados Unidos y Rusia y entre las grandes potencias, sino corre el riesgo de desatar una guerra nuclear total.

Toda la descarada operación, una repetición de las otras dos operaciones de bandera falsa con incidentes químicos y contraataques que se han hecho en Siria, está ahora al descubierto, y es un llamado a movilizar todos los recursos en contra de los perpetradores, que es el núcleo del sistema geopolítico británico moribundo. Los responsables son también los mismos que tienen las riendas del intento de golpe contra la Presidencia de Estados Unidos con el “Rusiagate”, cuya subversión es cada día más descarada.

La embajadora británica ante la ONU, Karen Pierce, se volvió loca en la reunión del martes 28 como reacción a la información que dio a conocer esta semana las autoridades rusas, en donde identifican a los servicios secretos británicos y a los Cascos Blancos confabulados para ejecutar un “ataque con gas cloro” del cual culparían a Damasco, con video y todo el circo mediático. Pierce trató de desestimar las revelaciones rusas tildándolas de una “densidad de noticias falsas”, y atacó a Rusia por ser “más atroz” que nunca por atreverse a hacer tales imputaciones específicas. “No tenemos información de que se haya enviado cloro, y por lo tanto, si el Ministerio ruso la tiene, la explicación más probable es que es un intento preventivo para imponer su agenda y su narrativa para un espantoso ataque que viene”, despotricó la Pierce. En otro momento, dijo que la información rusa es “una cortina de humo para un posible ataque inminente del régimen sirio, una vez más en contra de su propio pueblo en Idlib”, y así por el estilo. En otras palabras, la Pierce confirmó que el ataque es inminente, aunque pretendió ocultar a sus verdaderos perpetradores.

Esto es pura locura perversa. Pero debe ser un llamado a la acción de la ciudadanía para ponerle un fin a las mentiras y a las matanzas. No hay espacio para pensar en que “alguien más hará lo necesario”, cuando lo que está en juego es un enfrentamiento global y el riesgo de una guerra nuclear. Como siempre, no se trata de que se necesita “más información” sino más agallas.

La candidata independiente para el Congreso por el 9º distrito de Texas, Kesha Rogers, emitió una declaración cuyo encabezado es “El mundo se debe unir para detener el ataque químico británico de falsa bandera en Siria”, en el cual hace un llamado a “todos los ciudadanos a actuar ahora para exigir que se ponga fin a las mentiras británicas. El Presidente Trump no debe caer en la trampa que le están poniendo”. Rogers tiene un enlace al video de la declaración que hizo en abril de este año, en donde denunció “la farsa de las armas químicas que se utilizó como última instancia para presionar al Presidente Trump para iniciar un conflicto insensato con Rusia en siria”, y hace un exhorto a la gente: “¡Ya basta de mentiras! Llama a la Casa Blanca y dile que es una trampa. Hay que aplastar de una vez por todas el plan británico para una guerra nuclear. Llama al teléfono de la Casa Blanca”.

En el caso del Rusiagate, la situación está lista para acabarlo. Hay dos cosas que destacan en la audiencia a puerta cerrada que se llevó a cabo en las comisiones conjuntas del Congreso este martes 28, en donde interrogaron a Bruce Ohr, el ex funcionario del Departamento de Justicia que colaboró de manera ilícita directamente con el operativo de inteligencia británica Christopher Steele, en contra del Presidente. Primero, el muy competente periodista investigador John Solomon, informó que los congresistas conocieron en la audiencia que el fiscal especial Robert Mueller, nunca ha interrogado a Ohr, ni a su esposa Nellie, quien trabajaba para la empresa Fusion GPS, la cual contrató a Steele para elaborar el expediente marrullero. Segundo, El representante republicano por Texas John Ratcliffe, declaró enérgicamente que el siguiente paso luego del testimonio oficial de Bruce Ohr, es ir con el fiscal federal del estado de Utah, John Huber, quien está colaborando con el inspector general del Departamento de Justicia, Michael Horowitz, en la investigación sobre los abusos del propio Departamento y del FBI. El propio Ratcliffe fue fiscal federal y profesor de derecho. Así que es claro que son los propios responsables de hacer cumplir la ley, quienes la han transgredido y merecen cárcel.

En impresionante contraste con esta peligrosa situación, sigue creciendo el impulso para lograr grandes resultados en la venidera cumbre del Foro de Cooperación China-África FOCAC). Ya han comenzado a llegar a Pekín los jefes de Estado, para cumplir con las actividades previas a las sesiones formales que se llevarán a cabo el 3 y 4 de septiembre. Luego, dos semanas después, se reunirá la Asamblea General de la ONU en Nueva York, en donde participarán varias decenas de dirigentes del mundo que ahora forman parte de la nueva perspectiva de desarrollo que ofrece al mundo la Iniciativa de la Franja y la Ruta. El embajador chino para Asuntos del FOCAC, Zhou Yuxiao, dijo esta semana que un aspecto fundamental que se espera es el impacto combinado de la Iniciativa de la Franja y la Ruta, junto con la Agenda 20r0 de la ONU y Africa2063, el plan de desarrollo continental de 50 años que se anunció en 2013. Zhou dijo que la importancia de los resultados de la reunión de FOCAC, serán como la de una “máquina de dos motores”, la Iniciativa de la Franja y la Ruta, Y el FOFAC mismo. El futuro compartido para la humanidad se ve brillante desde esa perspectiva.