El testimonio de Ohr plantea cuestiones candentes sobre la investigación de Mueller. “¿Qué buscaba realmente Mueller?”

30 de agosto de 2018

30 de agosto de 2018 — Con base en consultas con fuentes en el Congreso sobre el testimonio que dio el martes 28 el degradado ex Asistente Asociado del Fiscal General, Bruce Ohr, ante la Comisión Conjunta del Congreso, dos reporteros investigadores prestigiados, Sara Carter y John Solomon, plantearon sus dudas sobre la naturaleza de la falsa investigación sobre Rusia del Fiscal Especial Robert Mueller.

Recuerden la advertencia del presidente de la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes, Devin Nunes, hace unas semanas, cuando dijo que los estadounidenses “se iban a quedar pasmados” cuando supieran lo que se incluyó y se excluyó en las solicitudes de autorización con base a la Ley de Vigilancia de la Inteligencia Extranjera (FISA, por sus siglas en inglés). Ohr, dijo Nunes entonces, es parte central de todo esto.

Al hablar anoche en el programa de Sean Hannity en Fox, John Salomon, quien escribe en The Hill, dijo que una de las revelaciones más importantes de Ohr era que Robert Mueller nunca los interrogó ni a él ni a su esposa, Nellie (empleada de Fusion GPS). Dado el papel de Ohr como el canal extraoficial del operativo de inteligencia británico Steele con el FBI, después de que el FBI “despidiera” a Steele como su informante, y el empleo de su esposa que trabajaba con Steele para buscarle trapitos sucios a Donald Trump, ¿cuál podría ser la razón de Mueller para no querer entrevistarlo?

Salomon se pregunta, “si Mueller quiere llegar al fondo de todo esto, con las dudas que han surgido en el Congreso y que ahora son públicas, sobre si las órdenes de la FISA fueron legales y sobre si los orígenes de esta investigación fueron legítimos, uno pensaría que por lo menos, él tendría interés en hablar con Bruce o saber el por qué estaba fungiendo de intermediario. Esto le plantea una gran cantidad de dudas a personas en el Congreso sobre qué es lo que realmente busca Mueller”.

Ciertamente, varios congresistas comentaron después de la audiencia donde presentó testimonio Ohr, que las omisiones en las solicitudes de autorización de la FISA (no haber mencionado a Ohr o su esposa, su relación con Steele, o el sesgo bien conocido de Steele en contra de Trump), el no haber mencionado la naturaleza no verificable de su expediente marrullero (Ohr admitió que nunca habría podido ser admitido en un tribunal como prueba de algo) y el reconocido problema de credibilidad de Steele, son “asombrosos”. El FBI tenía toda esta información y sin embargo no la incluyeron.

En el programa de Hannity, el congresista John Ratcliff (republicano por Texas), ex fiscal federal y fiscal antiterrorismo, dijo que Ohr identificó a media docena de altos funcionarios del FBI y del Departamento de Justicia a quienes él les reveló su participación y la de su esposa con Steele, con Glenn Simpson de Fusion GPS, sus pagos, etc. Entre los altos funcionarios del FBI que sabían sobre estas relaciones, se cuenta el subdirector Andrew McCabe, la fiscal Lisa Page y el agente especial Peter Strzok, según fuentes citadas por SaraACarter.com. Es sumamente improbable que el entonces director del FBI James Comey no haya sabido sobre esto, le dijo Carter a Sean Hannity.

En comentarios con The Hill, el congresista Ratcliff dijo que él piensa que el testimonio de Ohr debe referirse al fiscal federal John Huber, quien está trabajando con el Inspector General del Departamento de Justicia Michael Horowitz en la investigación de los alegatos de abuso en la autoridad en la vigilancia por parte del Departamento de Justicia y el FBI, en particular en el caso de las solicitudes de autorización de la FISA para vigilar a Carter Page.