África quiere formar parte plena e integral de la Nueva Ruta de la Seda, dicen jefes de Estados

4 de septiembre de 2018

3 de septiembre del 2018 — En el discurso que dio en la Cumbre del Foro para la Cooperación entre China y África (FOCAC), el Presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, rechazó de manera categórica las acusaciones que hace el imperio británico y sus esbirros con respecto a la cooperación de China con África y el significado que tiene la Iniciativa de la Franja y la Ruta. La cooperación entre China y África, dijo Ramaphosa, es en el interés de las naciones africanas. “En lo valores que promueve, en el modo en que funciona, y por los efectos que tiene en los países africanos, el FOFAC rechaza la opinión de que un nuevo colonialismo está invadiendo África, como nos quieren hacer creer nuestros detractores... Se fundamenta en la Agenda 2063 de la Unión Africana, una perspectiva creada en África, por africanos. Es una perspectiva sobre la base de un África integrada, próspera y pacífica, dirigida por sus propios ciudadanos y que representa una fuerza dinámica en la arena internacional”. Ramaphosa se refirió al inicio de la relación cuando Zhou Enlai (primer ministro de la República Popular China de 1949 a 1976) visitó el continente en la década de 1960.

“¿Por qué respaldamos la Iniciativa de la Franja y la Ruta?”, preguntó Ramaphosa. “Porque estamos convencidos de que esta iniciativa, que complementa eficientemente el trabajo del FOFAC, va a reducir los costos y va a aumentar el volumen del intercambio comercial entre África y China. Va a impulsar el desarrollo de la infraestructura de África, un requisito fundamental para una integración regional y continental de trascendencia”.

Luego de Ramaphosa habló el Presidente de Rwanda, Paul Kagame, quien ejerce actualmente la presidencia rotatoria de la Unión Africana. “África quiere ser una parte plena e integral de la Iniciativa de la Franja y la Ruta. Todos van a gozar los frutos de esto”, dijo Kagame. En particular elogió el compromiso personal del Presidente Xi con esta iniciativa. “Él ha visitado cada una de las regiones de nuestro continente, incluyendo a mi país, Rwanda. China a demostrado que es un socio donde todos ganamos y un gran amigo”, afirmó Kagame.

El secretario general de las Naciones Unidas (UN), Antonio Guterres, respaldó el mensaje dado por los jefes de Estados africanos, y dijo que “es vital que la cooperación actual para el desarrollo y la futura contribuya a la paz, la seguridad, y a construir una ‘comunidad de futuro compartido para la humanidad’ ”, para recalcar el concepto originado por el Presidente Xi Jinping como fundamento de una nueva forma de relaciones internacionales. Guterres también manifestó su apoyo a la importancia del fortalecimiento de la cooperación Sur-Sur.

En esa misma sesión de apertura, el último ponente fue Moussa Faki Mahamat, presidente de la Comisión de la Unión Africana (UA). El anunció que la UA abrió una oficina de representación de la UA en Pekín, el 2 de septiembre. Faki dijo que la “asociación” entre África y China “puede reformular las relaciones políticas a nivel mundial”.