Reconocen que el golpe de “cambio de régimen” en EU está dirigido a desatar la guerra

10 de septiembre de 2018

10 de septiembre de 2018 — En medio de las numerosas columnas que identifican la guerra en contra del Presidente Donald Trump como nada menos que un “cambio de régimen al estilo norteamericano”, como lo hizo Patrick Buchannan el 8 de septiembre, el republicano disidente David Stockman, director de la Oficina de Administración y Presupuesto durante el gobierno del Presidente Ronald Reagan, identificó la razón de por qué “el golpe en marcha” en contra del Presidente no es más que un movimiento hacia la guerra.

Stockman conectó la operación “anónimo” del New York Times (“el tipo de intromisión descarada en las elecciones por la que se les caería la baba a nuestros putativos entrometidos rusos”) a la campaña publicitaria de “el senador John S. McWar [John McCain –ndr] como un ‘faro’ de honor” que realizó la “camarilla que... pretende anular las elecciones del 2016... todo el establecimiento del Partido Republicano [GOP] con sede en Washington”. Stockman advirtió que esta camarilla pretende derrocar a Trump porque “si la mano invisible del destino histórico le ha infundido algún propósito a la elección de Donald Trump, éste fue para destruir de una vez por todas la malignidad corrupta del GOP de John McCain”. La columna “anónima” publicada en el New York Times “fue comisionada por la central neoconservadora, en gran parte debido al hecho de que, sin importar que tan difícil y lentos sean, los esfuerzos de Donald por normalizar relaciones con Corea del Norte y Rusia son exactamente lo que recomienda el doctor y son las iniciativas más esperanzadoras de lograr la paz mundial en décadas, desde que se le puso fin a la Guerra Fría”.

A su manera, el dirigente de Veteranos Profesionales de Inteligencia por la Cordura (VIPS por siglas en inglés) Ray McGovern destacó este mismo propósito en su artículo en su sitio electrónico el 8 de septiembre, “¿Optará Mueller por una inteligencia no existente?”, dedicada a desenmascarar la reputación de honesto del fiscal especial Robert Mueller. Cuando fue director del FBI, Mueller jugó “un papel importante” en allanar el camino hacia la guerra de agresión en contra de Iraq, al ignorar los llamados, provenientes incluso del FBI, de que se debía producir evidencia sobre las supuestas conexiones de al-Qaeda con Saddam Hussein, que se utilizaran para justificar la guerra, subraya McGovern. La inteligencia utilizada resultó ser “infundada, contradictoria e incluso inexistente” como dijo en el 2008 el entonces presidente de la Comisión de Inteligencia del Senado Jay Rockefeller, cuando dio a conocer el informe bipartidista sobre la investigación de cinco años de la comisión sobre la inteligencia previa a la guerra contra Iraq, escribe McGovern, quien le recomienda a los lectores que revisen el informe.