Lo principal

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

El Foro Económico de Vladivostok adelanta el interés compartido de la región Asia-Pacífico; los británicos tratan de hacer estallar al mundo

11 de septiembre de 2018

11 de septiembre de 2018 — En la víspera del Foro Económico Oriental de Vladivostok, se reunieron el lunes 10 de septiembre el Presidente de Rusia, Vladimir Putin, y el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, y coincidieron en varias iniciativas económicas y estratégicas conjuntas para los próximos meses. Esta es la primera de muchas reuniones bilaterales y multilaterales que se llevarán a cabo en torno a la reunión del Foro de Vladivostok, todas orientadas en provecho de Asia, la región del Pacífico, y las naciones del mundo en general. Trascendió también que el miércoles 12 de septiembre, Abe se reunirá con el Presidente de China, Xi Jinping. Xi se reunirá también con Putin, y participará en las sesiones del Foro. El Presidente de Mongolia, Khaltmaa Battulga, y el primer ministro de Corea del Sur, Lee Nak-yon también participarán.

En este mismo espíritu de cooperación, el fin de semana, los Presidentes Putin, Xi y Trump le transmitieron afectuosos saludos al Presidente de Corea del Norte, Kim Yong-un, en ocasión del 70avo aniversario de la fundación de la República Democrática Popular de Corea (RDPC). La vocera de la Casa Blanca, Sarah Sanders, informó ayer que se está programando una segunda reunión entre Trump y Kim, lo cual propuso Kim en la carta que le envió a Trump recientemente.

Este impulso diplomático, luego de la significativa cumbre del Foro de Cooperación China-África de hace una semana, señalan la perspectiva de un brillante futuro de destino compartido para la humanidad. En esta buena voluntad y actividad de la diplomacia se muestra la realidad que sustenta la propuesta de Lyndon LaRouche para que las cuatro potencias, China, Rusia, India y Estados Unidos, se junten para trabajar en un Nuevo Sistema de Bretton Woods que esté al servicio del desarrollo y la paz mundial.

Esta es la pesadilla existencial del eje de Londres y Wall Street, porque significa el fin de su orden imperial de dominio, saqueo y destrucción. Esa furia es lo que está detrás de la frenética y demencial movilización del gobierno británico y sus lacayos en otras naciones, para provocar una confrontación con Rusia en Siria, lo cual podría llevar a una guerra total entre las potencias.

En esa dirección, el diario Wall Street Journal publicó en su portal electrónico una nota de propaganda de guerra el domingo en la noche, donde sale con el cuento de que el Presidente de Siria, Bashar al-Assad, “aprobó” los planes para utilizar gas cloro, según “funcionarios estadounidenses anónimos”. Esto lo repitieron luego otros medios que reseñaron esa nota como si fuese un “hecho” de verdad, desde Israel hasta California. Luego, salió el Asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, a decirle a los periodistas en Washington con toda una algarabía de guerra que, en cuanto Assad utilice sus armas químicas, Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia están preparados para responder con un “ataque más grande” que los últimos dos ataques contra Siria perpetrados con el mismo pretexto de las armas químicas.

Este es un momento muy peligroso. Pero se están escuchando las voces de la cordura y de oposición a estos orates, y LaRouchePAC esta circulando por todas partes la declaración “El mundo se debe unir para detener el ataque químico británico de bandera”.

Entre estas voces, 15 miembros del grupo Veteranos Profesionales de Inteligencia por la Cordura (VIPS, por sus siglas en inglés) emitieron un enérgico memorando para el Presidente Trump donde le advierten que “¡No respalde a al-Nusra en Idlib”. Señalan que Trump tienen que “enfriar” la situación, y “considere lo que se podría calificar de un cese al fuego preventivo. Con esto, queremos decir un compromiso público de los Presidentes de Estados Unidos y Rusia” a trabajar juntos para impedir una confrontación. Los VIPS le alertan a Trump sobre Bolton, explícitamente: “Si lo que quiere es una guerra más extensa, Bolton lo ha puesto en el camino preciso”.

El mismo lunes 10 en Londres, la parlamentaria Emily Thornberry, que funge como secretaria del exterior del Partido Laborista, habló en la Cámara de los Comunes par insistir en que cualquier propuesta del gobierno británico par juntarse con Estados Unidos para atacar Siria se tiene que votar primera en el Parlamento; y en segundo lugar, si hay alguna imputación al gobierno de Siria sobre el empleo de armas químicas, se tiene que investigar adecuadamente, no solamente afirmarlo como pretexto para el ataque.

El senador estatal de Virginia, Richard Black, quien recién regresó de una visita de seis días a Siria, también está dejando oír su voz, en una entrevista con LaRouchePAC que se publicó desde el domingo 9, y el lunes 10 Sputnik también le publicó una entrevista.

Black lo dice bien directo, y le recuerda a todos que hoy es el 17vo aniversario del ataque del 11-S: Si se lleva a cabo este escenario de “la inteligencia británica del MI6” para perpetrar el montaje de un ataque con gas en Siria, entonces “es muy probable que habrán ataques aéreos contra el ejército sirio; entonces, nos encontraremos en una alianza estrecha y total con al Qaeda, que atacaron a Estados Unidos y asesinaron a más de 3,000 estadounidenses el 11-S”.