Rusia y Turquía acuerdan distender la crisis en Idlib

18 de septiembre de 2018

18 de septiembre de 2018 — El Presidente ruso Vladimir Putin y el Presidente turco Tayyip Erdogan, acordaron este lunes 17 establecer una zona desmilitarizada que separe las tropas del gobierno sirio de la “oposición armada” en Idlib y tratar de resolver pacíficamente el posible conflicto en esa zona. Después de reunirse en Sochi, Rusia, los dos Presidentes dieron a conocer sus declaraciones sobre el acuerdo. El ministro de la Defensa de Rusia, Sergey Shoigu, dio a conocer después su propia declaración, con los detalles sobre lo que haría Rusia. No habrá ningún ataque militar en Idlib, sino despliegues en cooperación con las fuerzas turcas, según se acordó con el gobierno sirio, informó hoy TASS.

Putin dijo que el plan es establecer una zona desmilitarizada de entre 15 y 20 kilómetros para el 15 de octubre y “evacuar a los militantes radicales, incluyendo a Jabhat al-Nusra”. Informó que, a iniciativa de Erdogan, se planea para el 10 de octubre remover todas “las armas pesadas, tanques, sistemas de lanzadores de misiles múltiples, sistemas de artillería y morteros de todos los grupos de oposición”. La zona desmilitarizada va a estar controlada por unidades móviles turcas y de la policía militar de Rusia”. Asimismo, a sugerencia de Erdogan, se planea “reanudar el tráfico en las principales rutas de tránsito de Siria, las autopistas Alepo-Latakia y Alepo-Hama, para finales de este año”.

Putin dijo que el gobierno sirio apoya este enfoque pero que las consultas con las autoridades sirias van a empezar pronto.

Putin explicó que “Rusia y Turquía reiteraron su compromiso a continuar con sus campañas antiterroristas en Siria, cualesquiera que sea su forma... Acordamos que la implementación práctica de los pasos que estamos planeando le dará un ímpetu renovado al proceso de acuerdos políticos en el conflicto de Siria”. Para lograr este objetivo, dijo “continuaremos con los esfuerzos para formar una comisión constitucionalista de entre los mejores miembros del liderato sirio, fuerzas de oposición y la sociedad civil... La tarea es garantizar que se inicie este trabajo lo más pronto posible”.

Putin dijo después que Rusia e Irán continuarán usando el Formato Astana en sus consultas en la “búsqueda de soluciones políticas de largo plazo en las pláticas de Ginebra bajo el paraguas de la ONU”.