HHS: El aumento en el consumo de marihuana en EUA, alimenta otras adicciones

20 de septiembre de 2018

19 de septiembre de 2018 — La Encuesta Nacional sobre Uso de Drogas y Salud (NSDUH en sus siglas en inglés) que realiza anualmente el Departamento de Salubridad y Servicios Humanos (HHS, en sus siglas en inglés), que se publicó el viernes 14, señala que “ahora hay tanto como el doble de la cantidad de consumidores diarios de marihuana en Estados Unidos que hace solo una década”, segó el resumen de la encuesta que dio a conocer el grupo en contra de la marihuana llamado “Enfoques inteligentes hacia la marihuana” (SAM, en sus siglas en inglés ). “Asimismo, ahora hay 8,300 nuevos consumidores de marihuana diariamente, y 22% de los jóvenes entre los 18 y 25 años consumen drogas actualmente, el número más alto que se haya registrado en la memoria reciente”, señala el resumen publicado por el SAM.

La NSDUH “también encontró que un 42% de los consumidores de marihuana, la consumen a diario o casi a diario, y que la marihuana fue utilizada por más de 8 de 10 consumidores de drogas. El consumo de la marihuana aumento de modo significativo entre los grupos de 12 años y más, 18 años y más, y 26 años y más. El consumo en el grupo de 12 a 17 años se mantuvo estable en comparación con el año pasado, sin embargo en los estados en que se legalizó el consumo, los datos de la NSDUH mostraron que en esos estados el consumo de la marihuana es mayor”, agrega el resumen del SAM.

Esto es un desastre nacional. Executive Intelligence Review (EIR) no ha analizado todavía toda la encuesta, pero en el boletín de prensa que publicaron los autores de la encuesta, del Servicio de Abuso de Sustancias y Salud Mental del HHS, advierten que “el uso frecuente de la marihuana, tanto en la juventud (entre 12 y 17 años) y en los adultos jóvenes (entre 18 y 25 años), parece estar asociada con el consumo de opiáceos, consumo excesivo de alcohol, y graves episodios de depresión”.

En general, entre los jóvenes adultos de Estados Unidos se encuentran “tasas más altas de consumo de cigarrillo, iniciación al consumo de alcohol, trastornos por consumo de alcohol, trastornos por el consumo de opiáceos relacionados con la heroína, consumo de cocaína, consumo de metanfetaminas, y consumo de LSD [dietilamida de ácido lisérgico], que en sus equivalentes menores y mayores. En el 2017, se presentaron tasas más altas de consumo de metanfetaminas y marihuana en jóvenes de entre 18 y 25 años de edad, que en el 2016. Incluso esta población tuvo un aumento en las tasas de graves enfermedades mentales y serios episodios depresivos”, afirma el boletín del HHS.

Incluso antes de que el HHS hiciera este llamado de alerta, quienes promueven la legalización de las drogas como George Soros, la Alianza sobre Políticas de Drogas, BuzzFeed (el sórdido portal de operaciones de inteligencia, de triste fama por su papel en dar a conocer el “informe” marrullero de la agencia británica MI6 en contra de Trump), ya estaban completamente histéricos porque la Casa Blanca estableció una Comisión Coordinadora de Política sobre la Marihuana (Marijuana Policy Coordination Committee) en julio del 2018, para centralizar toda la información de las 14 agencias federales y de la Administración para el Control de Drogas (DEA en sus siglas en inglés) sobre las amenazas que se derivan del aumento del consumo de la marihuana. En su primer alarido de histeria el 29 de agosto por “La guerra secreta del gobierno de Trump contra la hierba” (marihuana), Buzzfeed citó un memorando de un funcionario de la comisión que argumenta que si el gobierno va a cambiar el curso que lleva el aumento del consumo de la marihuana, es urgente publicar “los hechos respecto al impacto negativo que tiene para la salud, la estabilidad y la seguridad nacional el consumo, la producción, y el tráfico de la marihuana”.