Las cinco potencias del PAIC y la UE se reúnen en la ONU; restablecen estatus internacional de Irán

27 de septiembre de 2018

26 de septiembre de 2018 –- Los ministros de Relaciones Exteriores de las 5 potencias que se mantuvieron en el Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC) para Irán se reunieron el lunes 24 con Federica Mogherini, alta representante de Unión Europea (UE) para la política de Relaciones Exteriores, y con el representante de Irán en el marco de la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU), para platicar sobre la continuación de la implementación del PAIC a la luz de que Estados Unidos se retiró de este acuerdo. La UE, China, Rusia, Francia, el Reino Unido, y Alemania, e Irán, estuvieron de acuerdo con que siga la implementación del PAIC, “un elemento clave de la arquitectura global de no proliferación [de armas nucleares] y un logro significativo de la diplomacia multilateral que fue aprobado de forma unánime por el Consejo de Seguridad de la ONU en la Resolución 2231”. El 24 de septiembre los participantes emitieron una declaración a este respecto, y fue publicada en el sitio electrónico de la UE y en el sitio electrónico del Ministerio de Relaciones Exteriores (MRE) de la República Popular China, entre otros sitios.

En su declaración, reconocen que Irán ha “implementado plenamente y de forma efectiva los compromisos que asumió relacionados a su programa nuclear”, y reafirman su apoyo a la “modernización de la investigación del reactor de investigación Arak, como parte del PAIC y la conversión de las instalaciones de Fordow en un centro tecnológico, nuclear y físico” y los otros “proyectos de las zonas civiles de cooperación nuclear en base al Anexo III del PAIC”.

Además las potencias reconocen “que levantar las sanciones” es “parte esencial del PAIC”, y hablaron de iniciativas para reintegrar a Irán al sistema comercial a nivel mundial. Específicamente, una de las propuesta que mencionaron fue la de establecer una “entidad de propósito especial” para facilitar los pagos a las exportaciones iraníes en monedas que no sean dólares.