Nunes: abogado del CND atrapado en el Rusiagate; ¡liberen los documentos!

9 de octubre de 2018

9 de octubre del 2018 -– Con la posibilidad de que Rod Rosenstein, Subprocurador General, se presente esta semana ante la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes, el presidente de la misma, Devin Nunes, exigió este domingo que el Presidente Trump acabe rápidamente con el bloque de Rosenstein a la desclasificación de los documentos del “Rusiagate”, lo cual ordenó Trump hace tres semanas.

El domingo 7 de octubre, Nunes fue entrevistado por la periodista Maria Bartiromo, de la cadena Fox News, en su programa Sunday Morning Futures. En esa ocasión, Nunez confirmó el informe que dio Bartiromo en el sentido de que el abogado del Comité Nacional Demócrata (CND), Michael Sussman, fue “la otra fuente” (además del conocido dossier marrullero del espía británico Christopher Steele) que puso en acción la investigación del FBI sobre supuesta “colusión rusa” con la campaña de Trump. Anteriormente, Sussman fue abogado del Departamento de Justicia (DOJ en sus siglas en inglés) durante el gobierno de Obama.

Un gran número de funcionarios del DOJ y del FBI le han dicho, bajo juramento, a la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes del Congreso, que nadie en el FBI o en el DOJ sabía sobre la “suciedad del Rusiagate” contra Trump, antes de las intervenciones de la inteligencia británica, que incluyeron el expediente marrullero de Steele. Sin embargo, dijo Nunes, “ahora tenemos prueba absoluta de que se ocultó al tribunal FISA el papel del abogado del Partido Demócrata, para obtener su autorización [para espiar contra la campaña presidencial del partido contrario]. La evidencia del abuso cometido con el Tribunal FISA para conseguir una autorización secreta para vigilar a un ciudadano estadounidense, sin embargo el FBI no le dijo al tribunal FISA que la información que le presentaron la consiguieron directamente del oponente a esa campaña”, o sea, el Partido Demócrata. Como es sabido, el tribunal FISA (siglas en inglés de la Ley de Vigilancia a la Inteligencia Extranjera) es un tribunal que autoriza la vigilancia secreta a personas supuestamente relacionadas con servicios de inteligencia extranjera.

“No solo eso”, agregó Nunes. “Muchos funcionarios nos dijeron en numerosas ocasiones que ellos no sabían de dónde venía esta información. El cuento original decía que [la fiscalía] estaba obteniendo información de republicanos (énfasis añadido). No hay forma de argumentar que el principal abogado del FBI se reúne con el principal abogado del Partido Demócrata y no le dicen a nadie, y luego cuatro meses más tarde, presentan la información al Congreso, y dicen, ‘Creemos que los republicanos están detrás de esto’. Sabías que quienes estaban detrás eran los demócratas. Esta es la razón por la cual el Presidente de Estados Unidos debe desclasificar la información que le hemos estado pidiendo”, dijo Nunes. “Si no lo hace, ¡esta gente se va a salir con la suya!”.

“Trump ordenó que se hiciera hace tres semanas [la publicación de los documentos confidenciales], inmediatamente, sin tachones. Entonces Rod Rosenstein convocó a los altos personeros, y dijo, ‘No podemos hacerlo porque nuestros aliados pueden preocuparse’ ”, agregó Nunes.

Finalmente, dijo que cuando Rosenstein nombró a Robert Mueller como fiscal especial para encabezar la investigación, ya sabía que no existía prueba alguna de colusión de la campaña de Trump con Rusia. ¿Qué ha estado haciendo todo este tiempo el fiscal especial? Es una investigación que busca un delito. Ellos dicen que están investigando a Trump por coludirse con Rusia; sabemos que fueron los demócratas... los que le pasaron eso al fiscal general del FBI. (ver la entrevista en inglés en https://www.youtube.com/watch?v=fHNGAK-2gJc).