Senador Rand Paul: los llamados a una violencia jacobina pudieran llevar al asesinato

11 de octubre de 2018

11 de octubre de 2018 — El senador Rand Paul (republicano por Kentucky) advirtió que esos demócratas que exhortan a la gente a protestar y que “afrenten” a los congresistas o miembros del Partido Republicano, como ocurrió la semana pasada durante las audiencias de confirmación del juez Brett Kavanaugh, pudieran llevar al asesinato.

En entrevista con una estación radial de Kentucky, Paul expresó su temor de que “vaya a ocurrir un asesinato... Realmente me preocupa que maten a alguien y que esos que están acelerando la conversación... se tienen que dar cuenta de que cargan con cierta responsabilidad si esto se eleva a violencia”. Agregó que “yo creo que la gente se tiene que dar cuenta de que, cuando personas como Cory Booker dicen ‘afrentenlos’, él pudiera pensar que está bien. Pero de lo que no se da cuenta es que, por unas 1000 personas que pudieran querer solo metérsele en la cara, uno de ellos pudiera ser lo suficientemente inestable como para cometer un acto de violencia”.

El propio senador Paul ha sido víctima de violencia y muy recientemente, la semana pasada, fue perseguido y hostigado verbalmente por manifestantes anti Kavanaugh cuando caminaba por el aeropuerto Reagan National de Washington, DC, según informó el noticiero Fox.

De igual manera, anoche durante su programa el comentarista de Fox, Tucker Carlson, advirtió sobre el crecimiento de lo que él llamó las “tropas de choque” que componen el “ala de jóvenes del Partido Demócrata”. Pareciera que “se estuviera construyendo en el país la amenaza de anarquía por parte de la izquierda” dijo, recordándole al público las instrucciones que dio en junio pasado la demócrata por California, Maxime Waters (que anoche de nuevo defendió en el programa de MSNBC) diciéndole a los manifestantes que hostigaran a los miembros del gabinete de Trump, donde quiera que se los encontraran.

“La gente normal se está preocupando” de la creciente violencia en el país, destacó Carlton, y sin embargo periódicos como el Washington Post minimizan el papel de la violencia colectiva, alegando que a quienes no les gusta “que chicos ricos blancos le griten en su cara”, como eran muchos de los manifestantes de la semana pasada, es porque son “racistas”.