Lo principal

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

El peor enemigo de Londres es la remoralización de la población: avancemos contra el imperio británico

18 de octubre de 2018
helga-bad_soden-june_2018.jpg
Helga Zepp-LaRouche, en una entrevista que dio durante la Conferencia del Instituto Schiller ein Bad Soden, Alemania. Junio de 2018 (Michelle Rasmussen / EIRNS).

17 de octubre de 2018 — “Es claro que se puede ganar la guerra para derrotar al imperio británico y crear un Nuevo Paradigma clásico, siempre que mantengamos nuestra movilización a paso acelerado en el período que tenemos inmediatamente delante”, recalcó Helga Zepp-LaRouche ayer en un diálogo con sus asociados. Ella puso especial atención en dos acontecimientos que subrayan este potencial.

Primero, el ex fiscal federal para el Distrito de Columbia (DC), Joe diGenova. presentó un flanco demoledor en contra de los británicos por conspirar con el ex director de la CIA, John Brennan, y con el FBI, en un intento criminal de golpe de Estado en contra de la Presidencia de Donald Trump. El agente “británico del MI6 llevó a cabo una vigilancia electrónica ilegal de ciudadanos estadounidenses a petición del FBI y de Brennan... Es por eso que los británicos están como locos... Eso realmente pone al descubierto una lata de gusanos completamente diferente. Abre una enorme responsabilidad penal por parte de funcionarios de inteligencia estadounidenses”. Di Genova también recalcó que ahora Trump es “un Presidente diferente. Ahora está en control pleno de la Presidencia”, pero sigue siendo decisivo que asegure eso el 6 de noviembre.

Segundo, la Iniciativa de la Franja y la Ruta avanza rápidamente en la mayoría de las regiones del planeta. El martes 16 se firmó en Roma un Memorando de Entendimiento sobre el proyecto de Transaqua, entre el gobierno italiano y la Comisión de la Cuenca del Lago Chad, un proyecto trascendental de infraestructura que va a cambiar completamente el rostro del continente africano, y el cual el movimiento de LaRouche ha impulsado por décadas.

“Tomen esto como un ejemplo de cómo nuestras ideas, las que hemos venido impulsando por 40 o 50 años, y que se encontraban en nuestro informe del Puente Terrestre Mundial desde 1991, pueden cambiar al mundo y hacer de él un mejor lugar”, recalcó Helga Zepp-LaRouche.

“Está claro que el viejo paradigma va de salida; el viejo mundo geopolítico y unipolar ya no funciona más. Somos testigos de un proceso planetario tal y como Lyndon LaRouche dijo que estaba sucediendo, con el voto del Brexit, la elección de Trump, la elección del nuevo gobierno italiano, y demás”.

Ahora tenemos que asegurar que el gobierno de Trump dé la siguiente batalla decisiva. “Tenemos que movernos absolutamente en la dirección del acuerdo entre las Cuatro Potencias que planteó Lyndon LaRouche, porque si el mundo se encarrila en la dirección que exige el Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC en sus siglas en inglés) significaría genocidio, dado que ellos alegan que la Tierra solo tiene capacidad para sostener a mil millones de personas.

“Si piensan sobre el potencial que tiene el Puente Terrestre Mundial, necesitan de 50 a 100 veces más energía para la próxima generación, y obviamente esto solo puede suceder con el desarrollo pleno de la energía de fisión segura, y un programa acelerado de fusión. Entre tanto necesitamos modernas plantas de carbón, de lo cual dependen muchos países del mundo. La próxima plataforma económica se verá definida por nuevos principios físicos, definida por un programa acelerado y de cooperación entre Estados Unidos, Rusia, China, India, y otros países, para desarrollar estas metas comunes de la humanidad”, agregó.

Zepp-LaRouche terminó diciendo: “El colapso del sistema financiero pende sobre el mundo como la espada de Damocles. Las próximas tres semanas hacia las elecciones de medio período en Estados Unidos, tendrán una importancia absolutamente decisiva. Se pudiera desencadenar el colapso por razones deliberadas; pudiera suceder por accidente. Hay tantas minas que pudieran explotar en el sistema financiero. Sin embargo si nos enfocamos en terminar con el imperio británico, y por otro lado en el espíritu positivo de la Nueva Ruta de la Seda que está ganando adeptos, podemos ganar.

“Este es claramente un punctum saliens en la historia, porque entre la derrota al imperio británico y el Nuevo Paradigma, estos son momentos raros en la historia en los que puedes ver de hecho cómo una época es reemplazada por otra. Tenemos las condiciones objetivas para una revolución a nivel mundial, o para una nueva era de la civilización a nivel mundial. Así que esto me hace sentir muy optimista, y creo que de este optimismo debemos verdaderamente desarrollar un gigantesco potencial”.