El ex fiscal federal Joe diGenova, denuncia el papel de los británicos en el ‘Rusiagate’; dice que ahora Trump está al control de la Presidencia

18 de octubre de 2018

18 de octubre de 2018 –- La Radio WMAL de Washington, DC, transmitió el lunes 15 de octubre una entrevista explosiva con el ex fiscal federal estadounidense Joseph diGenova, quien es ahora comentarista judicial, conducida por Mary Walter y Vince Coglianese. En esta DiGenova expuso la mano de la inteligencia británica, que con la ayuda del gobierno de Obama, inventaron la investigación del “Rusiagate” para destruir la presidencia de Trump. Enseguida, se reproducen paráfrasis de la entrevista:

DiGenova: Es por esto que los británicos están asustados.... [la agencia] MI6 británica llevó a cabo la vigilancia electrónica ilegal de ciudadanos estadounidenses a petición del FBI y de [el ex director de la CIA] Brennan. Así fue que supieron que Papadopoulos no estaba interesado en los correos electrónicos de Hillary [Clinton] o de ninguna otra cosa. Porque los británicos estaban espiando ilegalmente. Por eso es que los británicos están como locos.

Eso es un tema que hay que destacar. Hablamos de la vigilancia interna a cada rato. Pero cuando lo extiendes para trabajar con gobiernos extranjeros —o sea, “colusión”—- para espiar a un ciudadano estadounidense, eso abre realmente una lata de gusanos completamente diferente.

Pone al descubierto una enorme responsabilidad penal de parte de funcionarios de inteligencia de Estados Unidos, especialmente de Brennan. De hecho, Brennan visitó Londres, antes de que comenzara todo esto, y visitó al MI6 y al Cuartel General de Comunicaciones del Gobierno (GCHQ) antes de que empezara todo...

WMAL: El Presidente ha decidido no desclasificar ciertos documentos...

DiGenova: Trump no va a desclasificar ciertos documentos porque dos gobiernos extranjeros le pidieron que no lo hiciera.

Este es un Presidente diferente. Ahora tiene el control pleno de su Presidencia. Él está tratando con cada cual en su órbita. Él sabe exactamente qué tiene que hacerse público, y lo está guardando debajo de la manga. Está tocando como un magistral Stradivarius, para cuando tenga el máximo de impacto; para utilizarlo en un momento determinante. Trump tiene un control total de su Presidencia. Lo viste anoche en el programa de Lesley Stahl, cuando dijo, “Yo soy Presidente, y tú no”. Espetándole en la cara...

El espionaje ilegal de Obama va a tener dos consecuencias políticas. Trump entiende lo del golpe en su contra... Él no está tratando de medirse en las elecciones; entiende qué tan enorme fue el golpe; por qué Susan Rice se envió su famoso correo electrónico a sí misma el día de la toma de posesión. Por qué ves artículos de ella [diciendo], por supuesto la Casa Blanca sabía lo del Rusiagate. Ellos estaban involucrados en ello, de manera que si Trump se hubiese negado a aceptar los resultados de las elecciones, ellos tendrían el modo de socavar su legitimidad.

WMAL: ¿Vamos a ver más de esta información antes de las elecciones?

DiGenova: No sé. Trump tiene todo bajo control. Él sabe que la investigación de Mueller llegó a su fin porque era ilegal. Por el espionaje de los británicos, que nuestro FBI les pidió que hicieran. ¡Mucho, mucho peor que Watergate! Si los republicanos pierden la Cámara de Representantes, estas investigaciones se habrán terminado porque Burr [presidente de la Comisión de Inteligencia del Senado] es un gallina; el único modo de que salga a la luz es por medio de una investigación penal del Departamento de Justicia (DOJ en sus siglas en inglés), y eso no va a suceder, a menos de que [el procurador general Jeff] Sessions y [el subprocurador general] Rosenstein hayan salido luego de las elecciones.

Si perdemos la Cámara de Representantes, todas las investigaciones van a llegar a su fin. Cada una de ellas. Porque la gente en el Senado no tiene “cojones”.

WMAL: Yo espero que Trump desclasifique las investigaciones del FISA [Tribunal de Vigilancia de Inteligencia Extranjera de los Estados Unidos]. ¿Qué hay en ellas?

DiGenova: Esto va a mostrar que Halper empleó a un agente de la CIA para entrampar a Papadopoulos y a [Carter] Page, y lo canalizó luego a Estados Unidos, hacia el FBI, para conseguir la autorización de FISA. Para hacer que el MI6 y el GCHQ hicieran vigilancias ilegales de esas personas fuera del territorio. ¡Totalmente ilegal! La solicitud [para la autorización de FISA para vigilar] lo presenta [a Page] como si estuviera encompinchado.

Ellos saben muy bien que todo fue inventado.