La era de Merkel llega a su fin después de las elecciones estatales en Hesse

30 de octubre de 2018

30 de octubre de 2018 — Después del desastre en las elecciones parlamentarias en el estado de Hesse en Alemania, el domingo 28 de octubre, cuando su partido CDU perdió 11% del nivel de votación que había obtenido en las últimas elecciones en el 2013, la Canciller alemana Angela Merkel anunció ayer a medio día que no iba a buscar su reelección como presidente de su partido en la convención nacional del partido en diciembre. Sin embargo quiere seguir fungiendo como Canciller. Pero, está por verse si la dinámica de cambio que se vió por primera vez en las elecciones parlamentarias en el estado de Bavaria el 14 de octubre y que ahora continuo en Hesse, le permite retener el puesto de Canciller. Muchos lo dudan.

También hay crisis en el Partido Socialdemócrata Alemán (SPD), el socio de Merkel en el gobierno de coalición nacional: el SPD tambien perdió un 11% de su votación en Hesse en comparación con la votación que obtuvo en el 2013. Tanto el SPD como el CDU van a sostener reuniones de emergencia para discutir los resultados electorales, pero parece que le ha llegado la hora no solo a Merkel sino también a la Presidente del partido SPD, Andrea Nahles. Nahales ya pidió revisar en qué situación se encuentra la coalición de gobierno con Merkel, a más tardar para las elecciones de medio período , las cuales están programadas para marzo del 2020. Muchos esperan que la coalición se colapse mucho antes que esto.

Los resultados finales en la votación en Hesse fueron: CDU 27%; SPD y Verdes, 19.8% cada uno; AfD 13.1%; FDP 7.5%; Linke 6.3%. Hay que destacar que los Verdes resultaron el partido más favorecido en varias de las ciudades más grandes. A pesar de que el CDU y los Verdes no obtuvieron una mayoría absoluta en la votación, con su votación combinada de 46.8% los dos partidos tienen una mayoría por un curul en el nuevo parlamento estatal en Hesse, lo que se debe a que el sistema en Alemania permite dos votos por votante; uno por el partido, otro por el candidato del distrito respectivo. De cualquier forma el resultado de la votación distrital es válido y define la mitad de las curules en el parlamento y las curules adicionales en el parlamento (en el caso ideal, la otra mitad) están definidas por el porcentaje de la votación por el partido; por lo tanto, un partido puede tener más o menos curules al final, que lo que haya sido el total de número de votos. Asi que el CDU-Verdes tendrán una mayoría por un curul en el parlamento de Hesse. Si se ponen de acuerdo, pueden continuar con su coalición de gobierno sin un tercer socio.