Confabulación para legalizar las drogas en México financiada por Soros; en contra de las futuras relaciones entre EU y México

30 de octubre de 2018

30 de octubre del 2018 – A solo un mes antes del 1ro de diciembre, día de la toma de posesión del nuevo Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), la Ciudad de México es sede de una muy grande conferencia internacional de tres días a favor de la legalización de las drogas, patrocinada por la Fundación Sociedad Abierta (FSA) de George Soros y la fundación alemana Friedrich Ebert Stiftung, entre otros. La reunión tiene como centro el plan antihumano del imperio británico de reducción de la población, y de una Guerra del Opio en contra de las Américas, que presentan como parte de la “ola verde que se moviliza por toda la región”.

La VII Conferencia Latinoamericana y la II Conferencia Mexicana sobre Políticas de Drogas, intenta no solo intervenir en los asuntos internos de México, para forjar las políticas del gobierno de AMLO, sino además crear un punto de conflicto con el gobierno de Trump, con quien la colaboración es esencial para poder resolver los problemas más álgidos de la región. Trump ha sido enfático al decir que él se opone absolutamente a la legalización de las drogas en México.

La conferencia tiene como objetivo de ataque a toda Iberoamérica en realidad, pero el hecho de que se esté llevando a cabo ahora en México deja claro cuál es su propósito geopolítico. Además tiene todas las huellas de Olga Sánchez Cordero, designada por AMLO como Secretaria de Gobernación, una compañera de viaje de Soros y fuerte proponente de la legalización de las drogas y la negociación con los carteles narcotraficantes, para “pacificar” a México supuestamente.

La conferencia también la auspicia el Ministerio de Relaciones Exteriores de México, y tiene como punto de apoyo y pretexto para la legalización de las drogas el planteo que ha difundido Soros, a saber la preocupación para “reducir el daño” y la defensa de los derechos humanos, aliviar la pobreza, la exclusión social, y la discriminación en contra de las mujeres y los jóvenes. Todos estos problemas , según los organizadores de la conferencia, son supuestamente causados por el combate a los carteles de las drogas, la erradicación de la marihuana y los cultivos de amapola, y la promoción de la substitución de cultivos.

En este sentido, el tema que planteará uno de los muchos paneles, es que "¿qué puede hacer la sociedad civil cuando el gobierno no quiere hacer cambios para cambiar la política relacionada con las drogas?... En tanto la ola verde avanza en la región, vemos el efecto de novedosas políticas sobre las drogas”, que no “criminalizan” el consumo ni la producción de las drogas. Estos programas “novedosos” incluyen “modelos de regulación de cannabis [marihuana] y propuestas para regulas la amapola” en diferentes países, y la evaluación de su implementación “desde el nivel local al internacional”.