Declaración de Moscú muestra que los Cascos Blancos son parte de Jabhat Al Nusra

5 de noviembre de 2018

5 de noviembre del 2018 – El Ministerio de Relaciones Exteriores de Moscú emitió el viernes 2 de noviembre una declaración en la que sostienen que tienen pruebas de que los Cascos Blancos son una extensión de Jabhat al Nusra. “No es secreto que esta agencia se mantenía activa solo en las zonas que no estaban controladas por el gobierno [sirio] y que no evitaba entrar en contacto con los terroristas y los extremistas. Es más, hay muchos informes de testigos que dicen que los Cascos Blancos en realidad son un brazo de la organización Jabhat al-Nusra que está en la lista negra del Concejo de Seguridad de las Naciones Unidas", dice la declaración, según la reseña de TASS.

El Ministerio señala que los Cascos Blancos decidieron salirse del país en vez de quedarse en zonas del país que han sido liberadas por las fuerzas del gobierno y de nuevo están involucrados en preparar una provocación con armas químicas en la provincia de Idlib. “Según la información disponible, la conocida organización Cascos Blancos, que se estableció con el apoyo de agencias de inteligencia de Occidente, busca desesperadamente intervenir en Siria, particularmente en la zona de distensión en Idlib. Así como hicieron antes, ahora están preparando un espectáculo sensacionalista cuyo propósito es dejarle la vía libre a quienes se oponen al gobierno legítimo de Siria, y están negados a dejar sus planes agresivos; esto incluye, primero que todo, algunos Estados de occidente liderados por Washington”, afirma la declaración.

"Confiamos que todo mundo tarde o temprano va a ver la verdadera identidad de los Cascos Blancos. Exhortamos a quienes los respaldan en Occidente a que traten de entender cuál es la verdadera situación y dejen de proteger a los extremistas”, termina diciendo el Ministerio.

Por lo tanto, el gobierno británico o no puede ver la verdadera identidad de los Cascos Blancos o está deliberadamente promoviendo el terrorismo en Siria, dado que el 1º de noviembre el secretario de Relaciones Exteriores británico, Jeremy Hunt, le dio la bienvenida al Whitehall a Raed al-Saleh, un líder de los Cascos Blancos. “Los Cascos Blancos arriesgaron la vida para salvar a 115,000 personas durante el conflicto en Siria, a pesar de los ataques recibidos de parta del régimen sirio y del ejército ruso. Para el Reino Unido es una honra estar de su lado”, declaró Hunt, según una declaración que emitió la Oficina de Relaciones Exteriores del Reino Unido.